Científicos resolvieron el misterio de la “daga espacial” del rey egipcio Tutankamon


Un equipo de científicos japoneses afirma haber descifrado el misterio de la «daga del espacio» del rey Tutankamón de Egipto, cuya tumba fue descubierta hace casi un siglo.

En noviembre 1922, los arqueólogos descubrieron la tumba del faraón egipcio, que contenía numerosos tesoros lujosos, pero un elemento se destacó de los demás: estaba hecho de hierro.

Este detalle desconcertó a los científicos, ya que los registros muestran que los egipcios no comenzarían a trabajar con este metal 500 años después de la muerte del joven rey “Tut”.

En 2016, los investigadores realizaron un nuevo estudio y descubrieron algo que los dejó aún más perplejos: el hierro utilizado en la daga provino de un meteorito.

Ahora, investigadores del Instituto de Tecnología de Chiba afirman haber resuelto el rompecabezas.

Según los hallazgos de su estudio, publicados recientemente en la revista Meteoritics & Planetary Sciences, los investigadores realizaron un análisis de rayos X del mango dorado, que mostró que fue creado usando un material adhesivo conocido como yeso de cal. Sin embargo, al igual que el hierro, los artesanos egipcios no lo utilizaron hasta mucho más tarde.

El análisis también reveló que la empuñadura se hizo utilizando una técnica de baja temperatura, lo que insinúa «su origen extranjero, posiblemente de Mitanni, Anatolia». Los registros muestran que el abuelo de Tutankamón, Amenhotep III, recibió regalos del rey de Mitanni.

Los investigadores dicen que es posible que el rey Tut heredara la daga de su padre, quien a su vez la había recibido de su padre. El artefacto, que data del siglo XIV, fue descubierto en la tumba del rey Tutankamon por la expedición dirigida por Howard Carter.

Estaba envuelto alrededor del muslo derecho del cuerpo del faraón. El gobernante egipcio, que según los arqueólogos e historiadores padecía numerosas dolencias, murió a la edad de 19 años. La causa de su muerte sigue siendo un misterio.

Algunos historiadores sugieren que murió de anemia de células falciformes. Otros argumentan que fue una combinación de factores, como una fractura de pierna y una infección grave de malaria. Otros alegaron que el faraón fue asesinado y señalaron dos fragmentos de hueso dentro de su cráneo.

Monarquias.com