Hace 174 años murió Alejandro, el príncipe holandés que puso casarse con la reina Victoria


Un 20 de febrero, de 1848, falleció tempranamente el príncipe holandés que pudo haber sido rey consorte de Inglaterra si hubieran prosperado los planes matrimoniales con su contemporánea, la reina Victoria.

Alejandro (cuyo nombre completo era Willem Alexander Frederik Constantijn Nicolaas Michiel) nació el 2 de agosto de 1818 en el Palacio de Soestdijk y era el segundo hijo del rey Guillermo II de los Países Bajos y su esposa, Sofía de Wurttemberg.

Alejandro cursó estudios universitarios en Leiden y sirvió en el ejército como teniente general e inspector de caballería. Por entonces su nombre estaba en la lista de posibles consortes para la joven reina Victoria, coronada en 1837, que era solo un año más joven que Alejandro.

La madre de Victoria, la ambiciosa duquesa viuda de Kent, pensaba que el príncipe Alejandro, hijo de un rey, era un excelente candidato para su hija, pero esta había puesto la mirada, desde mucho antes, en su primo alemán Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, con quien finalmente se casó en 1840.

Alejandro de Holanda sufría de tuberculosis y por eso visitó Madeira en noviembre de 1847, convencido de que el agradable clima beneficiaría su salud. Sin embargo, después de unos meses, murió a causa de su dolencia el 20 de enero de 1848. El príncipe tenía solo 29 años y fue enterrado en la Nieuwe Kerk de Delft.

Monarquias.com