“Miserable” e “infeliz”: Bélgica espera con expectativa un documental de la reina Paola


La reina Paola de Bélgica hoy vive “retirada” y divide su tiempo entre el castillo de Belvédère de Bruselas, una residencia de campo en Francia, y una vivienda que ella y el rey Alberto II compraron en las Ardenas. Pero Paola Ruffo di Calabria, que ahora tiene 84, tuvo una vida turbulenta que será revelada en un documental televisivo titulado ‘Paola, côté jardin’ y mantiene expectantes a los belgas.

En el documental que se emitirá el 20 de febrero en la cadena RTBF, la reina Paola cuenta extensamente las dificultades que vivió en su matrimonio con el rey Alberto antes de su ascenso al trono. Y además hablará por primera vez de Delphine Boel, quien forma parte oficialmente de la familia real desde que fuera reconocida como hija de Alberto II en 2020.

Entre 1970 y 1980 no estaba realmente feliz”, dirá la reina. En ese momento, Delphine acababa de nacer y el entonces príncipe Alberto solía pasar más tiempo con su nueva hija y su amante Sybille de Selys Longchamps. “Me sentí miserable. No sabía a dónde ir. Nuestro divorcio estaba en el aire. Durante diez años me distancié de mi relación”.

Los problemas maritales e infidelidades mutuas de Alberto y Paola fueron ampliamente divulgadas en la prensa en los años 70. Paola confesará que se sintió sola durante ese tiempo, cuando sus tres hijos eran pequeños. “Por lo general me sentía muy triste. Hasta que Alberto en un momento dijo: ‘Siempre te he amado’. Fue bueno escuchar eso de nuevo”, confesó.

Desafortunadamente, no podemos reescribir la historia, porque me encantaría rehacer esa década. Solo ahora me doy cuenta de lo importante que es mostrar suficiente afecto. Estoy cada vez más fascinada por el amor que siento ahora. Es el amor que perseguí cuando tenía 20 años, sin limitaciones sociales, sin fronteras”.

Monarquias.com