Operación Golden Orb: Carlos y Camilla planean una coronación simple, moderna y barata


Una vez que el extenso reinado de Isabel II de Inglaterra culmine, el príncipe Carlos y su esposa Camilla, duquesa de Cornualles, serán coronados en una ceremonia será radicalmente simplificada y muy diferente a la que protagonizó su antecesora.

Según reveló The Mail on Sunday este fin de semana, la ceremonia en la Abadía de Westminster será notablemente más corta y más barata que en el pasado según los planes que se están elaborando con el nombre en clave “Operación Golden Orb”.

En numerosas oportunidades, el príncipe Carlos, de 73 años, hizo saber que está a favor de una Monarquía más moderna y reducida, y se espera que su servicio de coronación marque la pauta de su reinado.

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

La reina Isabel II, de 95 años, cumplió 70 años de reinado el pasado 6 de febrero, cuando expresó su “deseo sincero” de que la duquesa de Cornualles sea coronada como ‘Reina Consorte’ cuando, “en la plenitud de los tiempos”, su hijo se convirtiera en reina.

Si bien la monarca ha manifestado una salud de hierro, aunque con achaques, detrás de escena el palacio de Buckingham tiene planes en marcha para una revisión de la única coronación religiosa que subsiste en las monarquías de Europa.

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

Una persona conocedora de los planes dijo a The Mail on Sunday que la ceremonia sería «más corta, más rápida, más pequeña, menos costosa y más representativa de diferentes grupos comunitarios y religiones».

Según los planes contemplados en la Operación Golden Orb, la coronación de Carlos ocurrirá dentro de un año de la ascensión al trono y su reconocimiento de la diversidad religiosa y cultural de la Gran Bretaña moderna marcará una desviación significativa de la coronación de Isabel II, el 2 de junio de 1953.

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

En aquella ocasión, una larga procesión de carruajes transportó a más de 8.000 dignatarios a la Abadía de Westminster, donde muchos se acomodaron en bancos improvisados. Más de 40.000 soldados participaron en el desfile, incluidos 30.000 en las calles. La ceremonia, la primera en ser televisada, duró más de tres horas y requirió que la reina hiciera varios cambios de atuendo.

Siete décadas después, los invitados a la coronación de Carlos se limitarán a un máximo de 2.000, y el servicio religioso será “mucho más corto porque hay que tener en cuenta la edad de Carlos«, dijo una fuente al citado periódico.

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

Si bien se revisarán aspectos del servicio para reflejar una «Gran Bretaña moderna«, seguirá siendo un servicio anglicano y no se espera que cambien los votos aunque en un momento se informó que Carlos quería ser conocido como “Defensor de las Fes” para reflejar la sociedad multicultural de Gran Bretaña.

Si bien la asistencia a la iglesia ha disminuido significativamente desde la última Coronación, un informe publicado en 2016 por el grupo de expertos en religión Theos reveló que el 57 por ciento de los británicos pensó que la ceremonia debería ser cristiana, mientras que solo el 19 por ciento pensó que debería ser multiconfesional y el 23 por ciento pensó que debería ser secular.

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

El servicio de coronación se reescribió por primera vez hace varios años para actualizar el lenguaje y acortar enormemente los procedimientos. De este modo, podría eliminarse el anticuado “Tribunal de Reclamaciones”, donde se invita a los Lores del Reino a reclamar su derecho a ser incluidos en la Coronación.

Se estima que la coronación de Isabel II costó 1,57 millones de libras esterlinas, el equivalente a 63 millones de dólares en la actualidad, pero una fuente consultada por el Mail dijo que la próxima coronación sería «mucho más barata».

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

Por otra parte, se espera que no solo el número de invitados sea una cuarta parte del contingente de la coronación de Isabel II, sino que también habrá menos miembros de la Familia Real. “Será una monarquía reducida en exhibición en todo momento. No me sorprendería ver solo a Carlos y Camilla, Kate y Guillermo y sus hijos en el balcón del Palacio de Buckingham”, dijo una fuente.

El comité organizador está dedicado a estos planes en secreto, pero varias figuras clave han estado impulsando las discusiones entre el Palacio, la Oficina del Gabinete del primer ministro, los altos jerarcas de la Iglesia de Inglaterra y las Fuerzas Armadas, entre otros.

Escenas de la coronación de la reina Isabel II el 2 de junio de 1953.

Sir Stephen Lamport, exsecretario privado del príncipe, ejerció un papel fundamental en la revisión de los planes junto con el Duque de Norfolk, cuya familia ha ocupado el cargo de Conde Mariscal en la organización de importantes eventos estatales desde 1386.

Si bien los voceros de Carlos dijeron que “la planificación detallada de una coronación comienza en el momento de la adhesión”, una fuente interna reveló que “hay carpetas y carpetas de papeleo sobre la adhesión y la coronación, todas apiladas y cada una tiene varios apéndices”.

La misma fuente dijo que la operación es “muy complejo” y que el denominado “comité Golden Orb”, que solía reunirse dos veces al año, ahora se reúne “con mucha más frecuencia, a veces una vez al mes”.

Monarquias.com