Un británico que entró armado al Palacio de Buckingham eludió la cárcel tras el juicio


Un hombre que ingresó armado al Palacio de Buckingham, principal residencia de la familia real británica en Londres, eludió la prisión por decisión de un juez.

Cameron Kalani, de 44 años, ingresó a las caballerizas reales con un cuchillo de 20 cms. alrededor de las 4:30 am del 10 de mayo del año pasado.

El hombre arrestado después al ser divisado escalando el muro del palacio sobre la calle Buckingham Palace Road con el cuchillo y drogas en su bolso.

Kalani se declaró culpable de allanamiento de morada en un sitio protegido, posesión de un artículo afilado y posesión de una envoltura de cocaína.

Pero se salvó de ser encarcelado y, en cambio, recibió una sentencia de prisión de 24 semanas, suspendida por 12 meses, en el Tribunal de Magistrados de Westminster.

El juez adjunto de distrito Roy Brown le dijo: «Compórtate y no irás a prisión». Agregó que Kalani fue «muy afortunado» de no haber sido asesinado por la policía cuando saltó la cerca.

«Es solo buena suerte y buena fortuna que ni usted ni nadie más haya resultado gravemente herido o muerto en el curso de su escapada en mayo del año pasado», dijo.

«La policía fue extremadamente restringida en la forma en que se comportó contigo frente a una amenaza en curso», agregó Brown.

Amigos de Kalani lo describieron ante el tribunal como un talentoso fotógrafo de vida silvestre con un interés en las matemáticas y la física, y que nunca mostró ningún interés en la familia real.

En su alegato el acusado dijo que su ingreso ilegal a la residencia de la reina Isabel II fue solo un intento de «ser arrestado».

Kalani, dijo que había viajado a Londres desde su casa en Haywards Heath, West Sussex, mientras estaba en estado de psicosis y que buscaba ser arrestado.

El hombre dijo que y solo escaló la cerca después de ver un letrero que decía: «No escalar». «No sabía que la cerca estaba unida o formaba parte de la propiedad del Palacio de Buckingham», dijo.

«Mi única intención era ser arrestado. No busqué hacer daño a nadie ni dañar ninguna propiedad«, dijo ante el juez.

Su abogado, Ben Lay, dijo que su cliente estaba en una «grave crisis de salud mental, un episodio de psicosis» en el momento de los delitos.

«En ese estado, la única intención del señor Kalani era obtener ayuda y pensó que la mejor manera de hacerlo era ser arrestado», agregó el abogado.

«Hay lugares más fáciles de asistir si desea llamar la atención de la policía», le dijo el juez al dictar su libertad. Pero agregó: «Su comportamiento en ese momento se debió en gran parte a su estado psiquiátrico».

Monarquias.com