El Gobierno británico dijo que no cederá ante los pedidos del príncipe Harry


El Ministerio del Interior de Reino Unido no planea dar marcha atrás en su batalla legal con el príncipe Harry, revelaron fuentes cercanas al asunto, sobre una disputa que se centra en la protección policial del duque de Sussex durante su próxima visita al país.

Hace unos días, el diario The Daily Mail reveló que el duque de Sussex, quien actualmente vive en Estados Unidos con su esposa e hijos, está buscando una revisión judicial de una decisión del Ministerio del Interior del Reino Unido.

El príncipe Harry, quien cuenta con un equipo privado de seguridad en California, cuestiona la decisión del ministerio de no proporcionarle la protección policial que considera necesaria mientras él se encuentre en el Reino Unido, reveló una fuente al medio. El príncipe supuestamente se ofreció a pagar por el servicio; sin embargo, su pedido fue denegado.

Harry «sigue dispuesto a cubrir el costo de la seguridad, para no aprovecharse del contribuyente británico», compartió un representante del príncipe.

Una fuente sénior de la realeza explicó al tabloide que no se trata de si Harry paga o no por la seguridad: «La cuestión es si la seguridad se concederá o no aquí [en el Reino Unido]», subrayó.

De acuerdo con los abogados de Harry, el príncipe cree que la protección proporcionada por guardaespaldas particulares sería insuficiente en el Reino Unido, por lo que pide que se le proporcione seguridad policial.

Una fuente involucrada en materia de seguridad en el Reino Unido puso de relieve que «al igual que otros miembros del público, Harry y su esposa no pueden contratar policías armados a voluntad, sin importar cuánto se ofrezcan a pagar».

Aún de acuerdo con la fuente, la seguridad contratada por Harry en EEUU no puede ser replicada en el Reino Unido, pues no permiten «que la gente deambule por las calles con armas». «Otros miembros de menor importancia de la realeza logran tener una vida normal sin guardias armados«, subrayó.

En un documento informativo enviado a los periodistas, un portavoz de la pareja escribió que «el Ministerio del Interior del Reino Unido ignoró las peticiones de más ayuda y mayor flexibilidad». Esto, según apuntan, llevó al duque a solicitar «permiso para iniciar procedimientos de revisión judicial» contra la ministra del Interior, Priti Patel.

El documento pone de relieve que el Gobierno del país no ha tomado en cuenta la posición de Harry, las amenazas a que estaría expuesto y «el impacto en la reputación del Reino Unido de que un alto miembro de la familia real sea herido en suelo británico».

Se espera que el príncipe Harry llegue a Londres para celebrar el jubileo de platino en el trono de su abuela, la reina Isabel II, en junio.

Monarquias.com