Ex espía aseguró que el príncipe heredero saudita quiso envenenar al fallecido rey Abdallah


El ex agente de inteligencia de alto nivel de Arabia Saudita Saad Aljabri, que dijo en una entrevista que el príncipe heredero de su país, Mohammed bin Salman, envió a Canadá un grupo de sicarios para matarlo, también aseguro que el futuro rey sugirió envenenar al anterior monarca de su país, el rey Abdallah.

En una entrevista con el programa «60 Minutes», de la cadena estadounidense CBS News, Saad Aljabri, quien además de espía ejerció como interlocutor entre los servicios de inteligencia del reino y los gobiernos occidentales, dijo que Bin Salman habló en 2014 con su primo, el príncipe Mohamed bin Nayef, en aquel momento ministro del Interior, de la posibilidad de matar al rey con venenos.

«Le dijo: Quiero asesinar al rey Abdallah, he conseguido un anillo venenoso en Rusia. Sólo necesito un apretón de manos para hacerlo», aseguró el exresponsable de Inteligencia sobre las palabras del príncipe Mohammed a Bin Nayef. De acuerdo al entrevistado, la conversación fue privada aunque está grabada en video y aseguró saber dónde se encuentran las dos copias que hay de dicha grabación.

El rey Abdallah ascendió al trono en 2005 y murió en 2015 a los 90 años. Fue sucedido en el trono por su octogenario hermano Salman bin Abdulaziz, padre de Mohammed bin Salman, quien en un principio nombró a Bin Nayef príncipe heredero. En 2017 el rey destituyó a Bin Nayef como heredero y ministro de Interior y nombró a su propio hijo como su sucesor al trono.

Al Yabri, que había sido estrecho colaborador de Bin Nayef, huyó a Canadá cuando el anterior príncipe heredero fue destituido y en agosto de 2020 presentó una demanda en Estados Unidos contra Bin Salman, al que acusó de haber enviado un «escuadrón» a Canadá para asesinarlo.

En su denuncia, Al Yabri sostiene que el príncipe heredero ordenó el despliegue de agentes saudíes en Norteamérica para averiguar su paradero; y cuando finalmente fue encontrado en Canadá, envió a un grupo de 50 personas para matarlo, dos semanas después del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, en octubre de 2018, en Estambul.

Monarquias.com