Japón

Video: Mako de Japón visitó las tumbas imperiales para informar de su boda a sus antepasados

La princesa depositó una ofrenda en el mausoleo de sus bisabuelos, los emperadores Hirohito y Nagako, un ritual sagrado para los miembros de la familia imperial.

La princesa Mako de Japón, que se casará pronto con el abogado Kei Komuro, visitó este martes (12 de octubre) los mausoleos de sus bisabuelos, el emperador Hirohito y la emperatriz Nagako, para informar a sus espíritus sobre su próxima boda.

El emperador Hirohito (fallecido en 1989) y Nagako (2000), quienes recibieron los nombres póstumos de Showa y Kojun, están sepultados en el Cementerio Imperial de Musashino, en el distrito Hachioji de Tokio.

Con un vestido formal de color gris y una mascarilla, la princesa de 29 años llevó una ofrenda de tres ramas tamagushi sagradas e hizo una reverencia frente a ambos mausoleos bajo la lluvia, informó la agencia de noticias japonesa Jiji Pres.

El próximo 26 de octubre, la princesa Mako contraerá matrimonio con Komuro, de 30 años, perderá su estatus como miembro de la Familia Imperial y además ha renunciado a recibir la dote estatal que se entrega a las princesas que abandonan el palacio. Más tarde la pareja ofrecerá una rueda de prensa.

Debido a la preocupación pública por la disputa financiera de la familia Komuro, que llevó a muchos japoneses a oponerse al matrimonio, la Casa Imperial dijo que las ceremonias tradicionales asociadas con las bodas de los miembros de la familia imperial no se llevarían a cabo. Los ritos incluyen la ceremonia de compromiso oficial llamada “Nosai no Gi” y el “Choken no Gi”, una reunión oficial con el emperador y la emperatriz antes del matrimonio.

Después de registrar su matrimonio ante una oficina pública de Tokio, la princesa pronunciará rezos en los Tres Santuarios del Palacio Imperial y se reunirá a solas con sus tíos, el emperador Naruhito y la emperatriz Masako. La princesa también planea reunirse con sus abuelos, el emperador emérito Akihito y la emperatriz emérita Michiko, antes del matrimonio.

La agencia también reveló que la princesa Mako, hija mayor del príncipe heredero Akishino y la princesa heredera Kiko, ha sido diagnosticada con un trastorno de estrés postraumático complejo causado por lo que describió como abuso psicológico que recibieron su prometido y sus familias.

Monarquias.com / The Japan Times / Jiji Press