Europa

El Palacio de Versalles exhibe el zoológico de la corte del ‘Rey Sol’ de Francia

"Les Animaux du Roi" ("Los animales del Rey") es la primera exposición que pone de relieve la importancia del zoológico de Versalles, construido a partir de 1663 durante el reino de Luis XIV, con planta octogonal, y destruido a principios del siglo XX.

El Palacio de Versalles -afueras de París- abrió al público “Les Animaux du Roi” (“Los animales del Rey”), la primera exposición que pone de relieve la importancia del zoológico real, construido a partir de 1663 durante el reino de Luis XIV, con planta octogonal, y destruido a principios del siglo XX.

La exposición pretende ilustrar el vínculo entre la corte de Versalles y los animales, ya sean ‘animales de compañía’ (perros, gatos y pájaros, principalmente), bestias exóticas o criaturas ‘salvajes’”, dijo el palacio en su presentación.

Este extraordinario zoo, en el que habitaban perros, gatos, caballos, coatíes, casuarios de Indonesia, tigres, gacelas, monos, elefantes, pelícanos, pollos sultanes, avestruces, loros y panteras, se fue creando a partir de los regalos que recibían los sucesivos reyes de Francia de diplomáticos y monarcas extranjeros.

Pero durante la época del Rey Sol, los animales exóticos del zoo no solo eran una atracción de la corte, sino que también se hacían estudios científicos, artísticos y filosóficos sobre ellos. Parte de esta historia se ve recogida en la exposición a través de 300 pinturas, tapices, esculturas, objetos domésticos y animales disecados. 

Desde su creación, el palacio de Versalles desarrolló una relación con el mundo animal diferente de la visión cartesiana del animal-máquina. En la residencia de los reyes de Francia nunca se dudó de que los animales tenían alma”, explican los comisarios de la exposición.

“Los animales de la colección de animales también fueron una gran fuente de inspiración para los artistas de la época: ayudaron a Claude Perrault con su Historia natural , además de servir a la Real Academia de Ciencias como sujetos de disecciones y, más tarde, a Luis XV y Luis XVI. , en sus búsquedas del naturalismo”, continúa la presentación.

La exposición se centrará en el lugar y el papel en la corte de los animales de compañía tanto para la familia real como para los cortesanos. Los animales de compañía estaban presentes en todas partes, animando los apartamentos reales, alegrando la vida cotidiana de niños y adultos por igual, como se desprende de muchos retratos, dijo el palacio.

Muestra de ello es la ternura que tenía Luis XIV por las carpas, o Luis XV por los gatos, uno de los cuales, bautizado “el general”, fue retratado por el pintor Jean-Baptiste Oudry. María Lesczcynska, esposa de Luis XV, vivió rodeada de sus animales favoritos, que le daban compañía y consuelo. Otros animales, como los monos, que vivían en los apartamentos de la corte, eran considerados como juguetes y se regalaban a las damas y a los niños. En la exposición se puede ver incluso el esqueleto del primer elefante de Versalles, regalo del rey de Portugal al Rey Sol.

Monarquias.com