España

España habla de la supuesta relación del rey Juan Carlos con su biógrafa Laurence Debray

El 6 de octubre sale a la venta la biografía autorizada "Mi rey caído", escrita a partir de las conversaciones que la autora mantuvo con el rey emérito en Abu Dhabi.

El 6 de octubre se publicará en Francia “Mi rey caído”, una biografía autorizada del rey emérito Juan Carlos I de España escrita a partir de conversaciones desde Abu Dhabi con la autora, Laurence Debray. Aparte del contenido, se ha rumoreado su cercanía con el padre de Felipe VI, calificándola de “amiga entrañable”.

Su padre, el filósofo francés Régis Debray, fue la mano derecha del “Che” Guevara en la selva de Bolivia, donde aún se muestra la celda en la que estuvo preso cuatro años. Su madre, la antropóloga venezolana Elizabeth Burgos, fue su compañera de guerrilla. Ambos, de familia acomodada, se sumaron a mediados de siglo XX a la causa cubana y a la expansión del socialismo. Hasta que, décadas más tarde, ocuparon cargos en el gobierno de Francois Mitterrand en Francia.

Nacida en París en 1976, la “hija de revolucionarios” —como tituló sus memorias, traducidas al español por la editorial Anagrama en 2018— sufrió la torpeza y el caos de sus progenitores, según contó en el libro. “Como no me contaban historias de princesas, nunca he creído en el príncipe azul”, afirmó en sus páginas, cuestionándose si construyó su personalidad “en oposición a”: “En cualquier caso, me he hecho a mí misma gracias a lo que mis padres no eran”, sentenció.

Uno de esos aspectos contrarios es su atracción por la monarquía. Debray se confiesa una admiradora de la historia de España y en concreto, de la Transición hacia la democracia de la que el rey Juan Carlos I fue parte. Después de vivir cuatro años en Sevilla, donde se interiorizó en la historia del pais, tuvo un “encantamiento permanente”: “Era adolescente, libre, radiante y estaba rodeada de amigos y perfectamente integrada. Francia ya no me interesaba, y los franceses a veces me daban vergüenza”, dijo.

“Es una persona con la que en seguida te sientes a gusto, pero muy honesta, muy humilde”

Uno de esos “primeros intereses” fue la monarquía y hoy se dice “fan del rey de España”. Tal es el amor de Debray que su primera incursión literaria fue Juan Carlos de España” (2016), donde recorría el proceso de abdicación de 2014 y rememoraba la entrevista que le hizo para el canal France3. “Tenía frente a mí a un hombre discreto y espontáneo. ¿Es la humildad un indicio de grandeza?”, indicaba.

Ahora, Laurence Debray retomó a su musa. El 6 de octubre sale en Francia la biografía autorizada Mi rey caído (Mon roi déchu en la edición original, a cargo de Editions Stocks), escrita a partir de conversaciones que mantuvo con el rey emérito, ahora exiliado en Abu Dhabi. El lanzamiento no solo agitó el panorama por su contenido, sino por la posible relación de los implicados: aparte de los párrafos que dedica a la marcha forzosa de Juan Carlos I al emirato o al distanciamiento con su hijo, Felipe VI, se ha analizado la relación entre Debray y el exjefe de Estado.

El periodista Ernesto Ekaizer soltó la liebre hace unos días durante un programa de la televisión catalana: “El rey emérito vive en su autodestierro. Veo que ha hecho un libro con una escritora francesa, que ha tenido relaciones íntimas con él. Esto lo digo yo”, señaló. Mientras, Pilar Eyre, especialista en la Casa real, recordó una entrevista en la que Debray reconoció ese vínculo especial con el rey: “Yo era la única en la familia —y creo que en media Francia— que amaba al rey Juan Carlos, había algo posesivo ahí porque lo estudié, hice un documental con él… Son muchos años juntos”.

En otra entrevista, la escritora retieró así pasión: “Mi interés por la figura de don Juan Carlos nació cuando yo era muy joven”, argumentó, agregando que el exmonarca es “un hombre muy directo, muy cordial, muy simpático”. “Es una persona con la que en seguida te sientes a gusto, pero muy honesta, muy humilde”, subrayó. “Conozco sus tropiezos y sus deficiencias, pero sigo fascinada por su sinceridad y el desapego que siente por su imagen. No reniega de sus errores, no intenta ser otra cosa que no sea él mismo”.

Los rumores sobre la cercanía del rey y la escritora llegaron a su marido, el escritor Émile Servan-Schreiber, quien escribió un mensaje en sus redes sociales burlándose del asunto. “Así que esta mañana me entero por la prensa española de que mi mujer es la nueva amante del antiguo rey de España. Es increíble lo vulgar y poco serio que es el periodismo de Elnacional.cat”. Y agregó: “Pero, querida, ¡estás preciosa en las fotos!”” “Te quiero más y más después de 15 años desde nuestra boda, dos niños, dos funerales, una pandemia, cuatro libros… ¡Más fuerte juntos!”, respondió la autora.

Monarquias.com