Africa

Batalla por el trono zulú: quién es quién en la disputa dinástica

La muerte del rey Zwelithini en abril y el misterioso deceso de la reina Mantfombi en mayo desató una disputa sucesoria de desenlace incierto. Acusaciones, intrigas y venenos.

La familia gobernante del grupo étnico más grande de Sudáfrica, compuesto por 11 millones de súbditos, está dividida desde la muerte en marzo del rey Goodwill Zwelithini kaBekhezulu. Los rumores de envenenamientos y falsificación de testamentos aumentaron aún más las tensiones reinantes.

El príncipe Misuzulu Zulu, el hijo mayor del difunto líder, fue nombrado heredero por la también fallecida reina regente Mantfombi Dlamini, pero numerosos miembros de la familia rechazaron su reclamo al trono. Esta semana, diversos informes apuntaron que se intentó envenenarlo, después de que se sintió mal repentinamente en una fiesta.

El rey de los zulúes, Goodwill Zwelithini, murió el viernes 12 de marzo a la edad de 72 años tras estar hospitalizado varias semanas por complicaciones relacionadas con la diabetes.

Una semana antes, el rey Misuzulu había reconocido que la disputa dinástica se debe a que una vasta facción de la familia real -liderados por el príncipe Mbonisi y la princesa Thembi, sus tíos- se oponen a su coronación y presionan para que el príncipe Simakade, el hijo mayor sobreviviente del rey Zwelithini kaBhekuzulu, ascienda al trono.

El príncipe Misuzulu Zulu, de 46 años, fue nombrado heredero en el último testamento de su madre, la fallecida reina regente Shiyiwe Mantfombi Dlamini, lo que exacerbó las divisiones dentro de la familia real.

La noticia del posible envenenamiento del rey llegó cinco meses después de que su madre, Mantfombi Dlamini, elegida como reina regente durante tres meses, falleciera repentinamente entre rumores de haber sido envenenada.

La reina regente, que declaró a su hijo Misuzulu como nuevo rey, fue acusada póstumamente de haber falsificado el testamento del rey Zwelithini y, por lo tanto, asesinada por orden de sus rivales. “La gente piensa que somos asesinos”, dijo la princesa Thembi, pero agregó que “no estaban conspirando para derrocar a nadie”.

Jugadores clave de la intriga del palacio

El rey Misuzulu KaZwelithini

Misuzulu KaZwelithini.

La muerte del rey Zwelithini en abril y el repentino deceso de la reina Mantfombi en mayo desató una disputa sucesoria de desenlace incierto. El rey Zwelithini, que dejó 6 esposas y al menos 26 hijos, no dejó un heredero, que siguiendo la tradición zulú debe ser elegido después del período de luto por el rey fallecido. Nacido en 1974, Misuzulu es el hijo mayor de Zwelithini y la reina Mantfombi y reconoce que una facción de la familia real se opone a su coronación por considerar que el testamento del rey ha sido falsificado.

La reina regente Mantfbombi Dlamini

La reina, que era la principal de las seis esposas del rey Zwelithini, fue nombrada Regente en marzo para gobernar durante tres meses hasta que, terminado el período de luto por el rey, fuera elegido y coronado su sucesor. Semanas después, la reina (hermana del rey Mswati III de eSwatini) fue hospitalizada pocas semanas después y murió repentinamente. Surgieron entonces rumores de que había sido envenenada después de que ella hubiera falsificado el testamento del rey fallecido para nombrar heredero del trono a su hijo mayor, el príncipe Misuzulu.

La primera esposa del rey Zwelithini y sus hijas

El rey Goodwill Zwelithini dejó 28 hijos de 6 esposas, de las cuales la primera es Sibongile Dlamini.

Sibongile Dlamini, quien se casó con Zwelthini en 1969, desafió a las otras esposas del rey, alegando que ella es su única esposa legal y que solo sus hijos pueden ascender al trono. Es apoyada por sus hijas, la princesa Ntandoyenkosi y la princesa Ntombizosuthu, quienes afirman en una acción legal separada que el testamento del rey fue falsificado.

Según los informes, se contrató a un experto en caligrafía para intentar demostrar que la firma del rey Zwelithini en su testamento era falsa y la reina Sibongile MaDlamini y sus hijas están llevando sus respectivos casos al Tribunal Superior de Pietermaritzburg en batallas legales que cautivan a Sudáfrica. Exige la mitad de los bienes del monarca, así como el reconocimiento de que ella es la verdadera “Gran Esposa”, debido al hecho de que fue la primera esposa del fallecido rey.

El príncipe Mbonisi y princesa Thembi: En medio de la disputa familiar sobre quién debe ser el rey zulú, el príncipe Mbonisi y la princesa Thembi (hermanos del fallecido Zwlithini) negaron los rumores de que desempeñaron un papel en la muerte de la reina zulú. El jefe Mangosuthu Buthelezi, que se desempeña como primer ministro tradicional del difunto rey y ha jugado un papel central en el mecanismo sucesorio, no apoya a la princesa Thembi por ser “una hija ilegítima de mi primo, el rey Cipriano”.

El príncipe Mbonisi y la princesa Thembi lideran a la facción dinástica que se opone a la coronación del rey Misuzulu y presionan para que ascienda al trono el príncipe Simakade, el hijo mayor sobreviviente del rey Zwelithini kaBhekuzulu, ya que mayor de los hijos de Zwelithini, el príncipe Lethukuthula, hijo de la reina Sibongile MaDlamini, murió en noviembre de 2020 y cinco personas fueron acusadas de su asesinato.

Monarquias.com