Inglaterra

La corona de los reyes de Escocia vuelve a escena en la apertura del Parlamento

La joya del siglo XVII se exhibe en el Castillo de Edimburgo y es trasladada por un miembro de la alta nobleza escocesa cada vez que la reina asiste a la apertura parlamentaria.

El aristócrata Alexander Douglas Douglas-Hamilton, 16º duque de Hamilton y 13º duque de Brandon, fue el encargado de trasladar la Corona de Escocia al Parlamento de Edimburgo en una ceremonia presidida por la reina Isabel II que marcó la apertura oficial del órgano legislativo escocés.

Esta corona junto con el cetro y la espada de Estado estuvieron perdidas durante más de 100 años desde que se disolviera el Parlamento escocés en 1707. Entonces, se depositaron en un sitio no revelado en el Castillo de Edimburgo y, con el paso de las décadas y la pérdida de pistas sobre su ubicación, el misterio se acrecentó.

Finalmente, en gran parte por la intercesión de Sir Walter Scott, se obtuvo autorización del Príncipe Regente (más tarde Jorge IV) en 1818 para hacer una búsqueda de las joyas, que se encontraron en un cofre de roble dentro de lo que hoy es la ‘Sala de la Corona’ envueltas en lienzos.

Actualmente los ‘Honores de Escocia’ se exhiben en esa sala del castillo y desde 1999 la corona es trasladada por un miembro de la nobleza escocesa al parlamento cada vez que la reina Isabel II asiste a la apertura de las sesiones.

Monarquias.com