Inglaterra

Isabel II destina “millones de libras” a la defensa legal del príncipe Andrés

Según el informe, se espera que el costo legal total sea de millones, y se espera que la demanda civil se prolongue durante meses o posiblemente años.

El periódico británico The Daily Telegraph reveló este sábado (2 de octubre) que la reina Isabel II de Inglaterra destinó “millones de libras” de su fortuna privada a la defensa legal de su tercer hijo, el príncipe Andrés (duque de York), demandado por abusos sexuales en Estados Unidos.

Los ingresos anuales de la reina de su propia finca en el Ducado de Lancaster, que últimamente ha aumentado en 1,5 millones de libras (más de US$ 2 millones) a más de 23 millones de libras (US$ 31,1 millones), se están utilizando para pagar los gastos, afirma el periódico.

Según el informe, se espera que el costo legal total sea de millones, y se espera que la demanda civil se prolongue durante meses o posiblemente años. Se cree que un posible acuerdo, o una indemnización por daños y perjuicios, podría costar millones más además de eso.

El duque de York amplió su equipo legal la pasada semana tras contratar a la abogada Melissa Lerner, que se une a Andrew Brettler en su defensa contra la denuncia por abusos sexuales presentada por la estadounidense Virginia Giuffre en un tribunal de Nueva York el pasado agosto.

Se dice que Brettler le está costando al duque de York alrededor de US$ 2.000 la hora, mientras que el nombramiento de Lerner, el personal subordinado y el equipo legal del príncipe Andrés en el Reino Unido, dirigido por el abogado de defensa criminal Gary Bloxsome, ya han aumentado sus honorarios.

La asistencia financiera de la reina se consideró necesaria, según el periódico, ya que si bien se desconocen las finanzas personales del duque de York, los conocedores afirman que, a pesar de su lujoso estilo de vida, no tiene una fuente de ingresos discernible.

El ex propietario de su chalet de esquí suizo, que Andrés compró en US$23 millones de dólares, los demandó el año pasado, alegando que le debían 9 millones. Y según el informe, el chalet, que se compró con una hipoteca y fondos privados de la reina, está a punto de venderse para saldar la deuda. Cuando se complete la venta, Andrés ya no será dueño de ninguna propiedad.

Monarquias.com