Europa

Científicos nucleares buscan establecer la causa de la muerte de Iván el Terrible

La causa de la muerte del primer soberano ruso que ostentó el título de “zar” podría así desvelarse por fin, ya que las circunstancias de su muerte, durante una partida de ajedrez, han permanecido oscuras hasta ahora.

Utilizando neutrones, los especialistas del Instituto Unificado de Investigaciones Nucleares (JIRN) de Dubná, cerca de Moscú, pretenden esclarecer por fin las circunstancias de la muerte de uno de los gobernantes más famosos de Rusia: Iván IV, conocido como el Terrible (1530-1584).

En primer lugar, los científicos del grupo planean determinar la composición elemental de los restos utilizando métodos que emplean neutrones: análisis de activación de neutrones y activación instantánea de rayos gamma”, dijo el Instituto citado por la agencia de noticias rusa TASS.

El Instituto informó que además sus científicos “llevarán a cabo una serie de experimentos adicionales utilizando instrumentos modernos: estudio de la composición molecular mediante espectroscopia infrarroja por transformada de Fourier, identificación de las características visuales mediante microscopía óptica en diferentes rangos de luz”.

La causa de la muerte del primer soberano ruso que ostentó el título de “zar” podría así desvelarse por fin, ya que las circunstancias de su muerte, durante una partida de ajedrez, han permanecido oscuras hasta ahora, aunque los científicos ya habían observado en los años 60 una alta concentración de mercurio en sus huesos, lo que abría la posibilidad de un probable envenenamiento.

Según informó Russia Beyond, además de los huesos de Iván el Terrible, los investigadores estudiarán los restos de otros personajes históricos de la dinastía Rurikda, como María Temriukovna (segunda esposa del zar) y María de Tver (primera esposa de Iván III, abuelo de Iván IV). La agencia TASS recordó que en años recientes el JINR ya habían estudiado muestras biológicasde la primera esposa de Iván IV, Anastasia Romanovna, y un fragmento de la costilla de su hijo el zarévich Ivan Ivanovich. Además, se examinaron componentes orgánicos del cráneo y fragmentos de cerebro de la madre, Elena Glinskaya.

Monarquias.com