Jorge de Rusia y Rebecca Bettarini: una tiara de estilo ruso con 438 diamantes para la princesa


La antigua capital imperial de Rusia, San Petersburgo, fue este viernes (1 de octubre) escenario de la boda de un descendiente de la familia real rusa en el primer evento de este tipo en más de un siglo. El gran duque Jorge Mikhailovich Romanov se casó con la italiana Victoria Romanovna Bettarini en la catedral de San Isaac en San Petersburgo en una elaborada ceremonia religiosa con la asistencia de cientos de invitados extranjeros.

Para su boda religiosa, Rebeca lució un vestido italiano con “guiños” al país donde tendrá lugar la ceremonia, y estará “coronada” con la tiara “Lacis” de 438 diamantes de la casa de joyería francesa Chaumet, una revisión moderna del tradicional kokoshnik (tocado) ruso.

“Que la gente vea no solamente la Rusia de 1800. Anna Karénina y todas esas cosas. Que se vea lo que es hoy Rusia, que es muy diferente de lo que se piensa”, dijo en una entrevista.

La tiara está engastada con dos diamantes de excepcional claridad: un diamante ovalado de 5,02 quilates y un diamante en forma de pera de 2,21 quilates, realzados por 438 diamantes en pavé (que suman 27,03 quilates).

“Su forma es un homenaje a las Kokoshnik”, dijo Bettarini en referencia al tradicional tocado ruso en el que se han inspirado tiaras reales. “Su geometría de vela de barco me evoca a San Petersburgo, donde nos vamos a casar, y donde el bisabuelo de Jorge, el gran duque Kyryll, era jefe del estado mayor de la marina”, agregó en una entrevista con Point de Vue.

Joyas reales: descubra las impactantes tiaras kokoshnik de la realeza europea

Monarquias.com