Europa

Esplendor imperial: Jorge y Victoria Romanov, primera boda real en Rusia en más de un siglo

Esplendorosa boda de Jorge y Victoria Romanov, primer matrimonio real en Rusia en más de un siglo.

La antigua capital imperial de Rusia fue escenario hoy (1 de octubre) de la boda de un descendiente de la familia real rusa, en lo que constituyó el primer evento de este tipo en más de un siglo. El gran duque Jorge Mikhailovich Romanov, uno de los pretendientes del trono ruso, se casó con la italiana Victoria Romanovna en la Catedral de San Isaac en San Petersburgo en una elaborada ceremonia religiosa con la asistencia de cientos de invitados extranjeros.

Victoria Romanovna lució un vestido italiano con “guiños” a Rusia, como la tiara Lacis de 438 diamantes de la casa Chaumet, una revisión moderna del tradicional kokoshnik (tocado) ruso. “Que la gente vea no solamente la Rusia de 1800. Anna Karénina y todas esas cosas. Que se vea lo que es hoy Rusia, que es muy diferente de lo que se piensa”, había adelantado.

La última boda real celebrada en Rusia fue la de la gran duquesa María Pavlovna (1890-1958) con el príncipe Guillermo de Suecia, que se casaron en San Petersburgo en 1908. Una década después, el último zar de Rusia, Nicolás II, su esposa Alejandra y cinco hijos fueron asesinados por un pelotón de fusilamiento revolucionario en el sótano de la casa de un comerciante en Ekaterimburgo, una ciudad a 1.450 kilómetros al este de Moscú.

Este fue el primer lugar en Rusia al que regresamos”, dijo Jorge Mikhailovich, de 40 años, al sitio web de noticias Fontanka.ru sobre la elección de San Petersburgo para su boda. “Esto es muy, muy cercano a la familia”. “Es un gran honor. ¿Quién hubiera pensado que algún miembro de la familia se casaría en Rusia? Hace 20 ó 30 años no lo imaginaba nadie”, afirma afirmó el gran duque en otra entrevista.

Descendiente de la dinastía Romanov, que reinó en Rusia entre 1603 y 1917

El gran duque Jorge nació en 1981 en España como único hijo de la gran duquesa María Vladimirovna de Rusia, autoproclamada heredera del trono imperial de Rusia, y su esposo, un príncipe prusiano convertido a la ortodoxia con el nombre de Mihail Pavlovich. Descendiente del zar Alejandro II, cuya dinastía reinó entre 1603 y 1917, Jorge vivió en Francia y España la mayor parte de su vida.

Su bisabuelo, el gran duque Kirill Vladimirovich, logró escapar de la violencia bolchevique durante la revolución de 1917 en Finlandia. Más tarde, él y su familia se mudaron a Europa Occidental. Su abuelo Vladimir Kirillovich, siguiente pretendiente al trono, regresó a Rusia en 1992 acompañado por su hija y su nieto Jorge, quien ahora vive en Moscú, donde trabaja en varios proyectos de caridad.

Rebecca Bettarini, la hija de de 39 años de un diplomático italiano, se convirtió a la fe ortodoxa rusa el año pasado y tomó el nombre de Victoria Romanovna, al que desde ahora agrega el título de “Princesa”. “Yo me estoy casando con la mejor compañera de viaje que he encontrado en mi vida. Y la única persona que me soporta y me sigue empujando a ir adelante”, se confesó Jorge de Rusia días atrás.

Monarquias.com