El cabello de Kei Komuro, prometido de la princesa Mako, despertó “frenesí mediático” en Japón


Con una mano en el bolsillo y auriculares en sus oídos, el abogado japonés Kei Komuro fue captado por las cámaras el pasado 27 de septiembre, cuando llegó al aeropuerto internacional de Tokio. El joven, de 29 años, regresaba por primera vez a Japón desde 2018, cuando marchó a Estados Unidos para estudiar Derecho, pero fue su nuevo peinado objeto de todas las miradas.

Los medios de comunicación de Japón y los usuarios de redes sociales comentaron el look del prometido de la princesa Mako, ya que su imagen contrastaba mucho con la del joven cuando fue presentado a la prensa en 2017. Algunos medios se preguntaron “por qué su cabello previamente limpio y ordenado había crecido tanto” y discutieron sobre “si es aceptable” un así para el futuro yerno del príncipe heredero.

Kei Komuro, prometido de la princesa Mako de Japón, llegó al aeropuerto internacional de Narita, cerca de Tokio, el lunes 27 de septiembre de 2021 al regresar desde Estados Unidos. (Foto AP / Eugene Hoshiko)

Los periódicos sensacionalistas más importantes de Tokio publicaron grandes titulares hablando del peinado de Kei Komuro. El periódico Nikkan Sports, por su parte, apodó su regreso «Ponite kikoku» («Llegada de la cola de caballo») en su portada, mientras que otros tabloides se burlaron de su peinado como “chonmage” (un corte de pelo tradicional con moño alto usado por los samuráis) y “ronge”, jerga japonesa para cabello largo, en sus titulares.

El Japan Times dijo que su peinado “alimentó la frustración del público japonés con el joven de 29 años, quien ya se enfrentó a la desaprobación debido a las revelaciones de que su madre estaba enredada en una disputa financiera con su ex prometido”. La prensa no olvida la controversia financiera que protagonizaron la madre de Komuro y su exnovio, que marcó considerablemente la historia de amor del joven y la princesa Mako.

Para Kasumi Abe, una periodista residente en Nueva York, la amplia cobertura mediática del peinado de Komuro por parte de los medios japoneses es “extraña”: “Aquí, no creo que me encuentre con muchos titulares que se burlen de la apariencia de alguien”, dijo y agregó que cree que la raíz del alboroto en Japón es la opinión de que “alguien en posición de casarse con la princesa Mako debería ser lo suficientemente refinado como para cortarse el pelo, como japonés”.

Michihiro Okumura, profesor de estudios de medios en la Universidad de la Ciudad de Tokio y ex editor de Yahoo! Japan, dijo que la fijación de los medios por el cabello de Komuro parece haber sido impulsada en parte por el deseo de aumentar las calificaciones y las ventas, basado en la suposición de que existe un el apetito público por la crítica de su peinado poco convencional. “Pero perseguir las ganancias ridiculizando la apariencia de alguien no es periodismo ni una forma de entretenimiento”, dijo. “Para mí, parecía que los medios simplemente se estaban divirtiendo, eso es equivalente a la intimidación, creo”.

La agencia de la Casa Imperial declaró este viernes que la princesa Mako, de 29 años, se casará con Kei Komuro el 26 de octubre. La princesa renunciará a los ritos tradicionales prescriptas para las bodas imperiales y no aceptará la asignación que suele concederse a las mujeres de la casa imperial que se casan con plebeyos.

La boda, que constará de una notificación ante un registro civil, no se celebrará en las mejores circunstancias, ya que la agencia de la Casa Imperial informó a los periodistas que la princesa Mako, de 29 años, sufría un trastorno de estrés postraumático debido a la gran cobertura mediática que la rodeaba a ella y a su familia.

Monarquias.com / Japan Times / Kyodo News