Noticias

Joya de la duquesa de Windsor de gira internacional en busca de propietario

Se trata de un brazalete Cartier que el ex rey Eduardo VIII obsequió a Wallis Simpson en el primer aniversario de matrimonio, hace 83 años.

Como si de una gira internacional de una estrella se tratara, la casa Christie’s expone en Nueva York el regalo que el duque de Windsor entregó en 1938 a su esposa, Wallis Simpson, con motivo de su primer aniversario de matrimonio. Sus compañeros de viaje son los brazaletes que pertenecieron a la reina francesa María Antonieta.

Las dos joyas se subastarán el próximo 9 de noviembre en Ginebra (Suiza). En ambos casos se trata de piezas únicas cargadas de simbolismo y de historia, que realizan una gira por Nueva York, Hong Kong, Beijing y Shanghai antes de ser rematados en Ginebra para que los potenciales interesados puedan admirar su belleza y calidad.

El brazalete que el ex rey británico Eduardo VIII le regaló a la duquesa de en el primer aniversario de su boda, el 3 de junio de 1938, contiene un mensaje en su interior: “Para nuestro primer aniversario, tres de Junio”. Dos años antes, Eduardo VIII había abdicado del trono británico para poder casarse con esta plebeya estadounidense dos veces divorciada.

Para marcar el amor, la pasión, la buena suerte, la valentía y la prosperidad el duque eligió rubíes que acaparan el centro de esta joya única”, una refinada reinterpretación de Art Deco, que sale a la venta por un precio de 1-2 millones de dólares, describe Christie’s.

Daphne Lingon, directora de joyería de la sección americana de Christie’s, explicó que Cartier creó esta joya inicialmente para ser utilizada como un collar pero que después reconvirtió en brazalete y que se pone a la venta por primera vez desde 1987, cuando se vendió la colección de joyas de la duquesa de Windsor.

Monarquias.com