La princesa Mako se despidió de la corte en una última ceremonia imperial en Tokio


La princesa Mako asistió a lo que probablemente fue su último evento formal como miembro de la familia imperial de Japón este jueves (23 de septiembre), cuando participó en una ceremonia anual celebrada en el equinoccio de otoño. La sobrina del emperador Naruhito está decidida a casarse civilmente en octubre con su novio, el abogado Kei Komuro, sin cumplir ninguno de los rituales matrimoniales previstos para la familia imperial.

De esta forma, se prevé que esta haya sido la última aparición pública de Mako, hija mayor del príncipe heredero Fumihito y la princesa heredera Kiko, con su familia. A la ceremonia en el Palacio Imperial de Tokio también asistieron el emperador Naruhito y otros miembros de la familia para rendir homenaje a los antepasados y expresar su respeto por las deidades, según reportó el periódico Asashi.

Kei Komuro planea regresar a Japón la noche del 27 de septiembre y celebrar una conferencia de prensa conjunta con su prometida después de que finalice su período de cuarentena de 14 días. La pareja tiene la intención de casarse este otoño y mudarse a Nueva York, donde Komuro está cursando estudios de Derecho desde 2018. Una vez que se case, la princesa Mako perderá su condición de miembro de la familia imperial.

La historia sentimental de la princesa Mako y Kei Komuro estuvo envuelta en la controversia desde el principio, algo a lo que la monarquía japonesa no está acostumbrada. La pareja anunció su intención de casarse en septiembre de 2017, pero la Casa Imperial anunció un aplazamiento de su matrimonio en febrero siguiente después de que salieran a la luz las dificultades financieras que involucraban a su madre que todavía no se solucionaron y mancharon la popularidad de Mako y Kei Komuro.

Monarquias.com