Guillermo de Inglaterra presenta premios Earthshot como una contribución “personal” contra el cambio climático


El príncipe Guillermo de Inglaterra (duque de Cambridge) dijo que espera algún día poder mirar a sus hijos a los ojos y decirles que hizo todo lo posible para luchar contra el cambio climático. El pensamiento de Guillermo detrás de su ambicioso Premio Earthshot se reveló antes del anuncio, este viernes, de los primeros 15 finalistas y sus soluciones innovadoras para “reparar” el Planeta Tierra.

El premio se centra en cinco puntos: proteger y restaurar la naturaleza; limpiar el aire; revivir los océanos; construir un mundo sin desperdicios; y Fix our Climate: metas ambiciosas y unificadoras para el planeta que, si se alcanzan para 2030, mejorarán la vida para todos.

En su introducción para el libro oficial de Earthshot, el duque de Cambridge dijo que quería que su premio ambiental, que tiene un premio de 50 millones de libras esterlinas, recuperara el “ingenio, el propósito y el optimismo humanos” asociados con el desafío “Moonshot” de John F. Kennedy.

“Quería recuperar el espíritu de ingenio, propósito y optimismo humanos Moonshot de Kennedy, y convertirlo con un enfoque y una urgencia nítidos como un láser. en el desafío más urgente de nuestro tiempo: reparar nuestro planeta”, escribió.

Jason Knauf, director ejecutivo de The Royal Foundation, dijo de Guillermo: “El desafío que se propuso el Duque fue ‘¿Cuál es la máxima contribución personal positiva que puedo hacer en el próximo diez años en la lucha contra el cambio climático? ¿Qué voy a hacer en la próxima década que signifique que puedo mirar a mis hijos a los ojos y decirles que puse mi granito de arena? Cada aspecto del premio lleva el sello de su contribución”.

El príncipe Guillermo agregó: “El desafío que enfrenta nuestro planeta es inmenso. Estamos a punto de entrar en lo que los científicos dicen que es la década más importante de la historia”.

“Los seres humanos hemos sacado demasiados peces del mar. Hemos talado demasiados árboles, quemado demasiado combustible fósil y producido demasiados desechos”, agregó el príncipe, de 39 años.

“El daño que estamos haciendo ya no es incremental sino exponencial, y estamos llegando rápidamente a un punto de inflexión”, advirtió el duque.

Guillermo rindió homenaje a su difunto abuelo, el príncipe Felipe, y a su padre, el príncipe Carlos, y los describió como “pioneros en el movimiento ambiental”, afirmando que fueron su inspiración para lanzar Earthshot Prize.

El duque pasó dos años trabajando en el proyecto con su Fundación Real, y las semillas de la idea se sembraron durante una visita a Namibia, Tanzania y Kenia en el otoño de 2018, cuando conoció a los trabajadores de la conservación de primera línea y a los de las comunidades locales.

En la introducción del libro, el duque dice que el momento crucial fue la etapa en Namibia cuando hizo un viaje temprano en la mañana para tratar de vislumbrar un rinoceronte negro.

“La rica vida salvaje que vi prosperar en esa visita tocó una fibra sensible”, relató. “El modelo de conservación comunitaria es un excelente ejemplo de cómo una solución simple y positiva puede tener beneficios de gran alcance tanto para los seres humanos como para la naturaleza”.

“Lo más importante de todo, es que es una historia de éxito que se puede replicar y escalar. Quería encontrar una manera de embotellar ese espíritu de innovación y comunidad y producirlo en masa a nivel mundial”, explicó.

El duque dijo que veía su proyecto Earthshot como un medio para cambiar el pesimismo sobre el futuro del planeta, ya que creía que en ese momento había “un riesgo real de que la gente se desconectara, de que se sintiera tan abatida, tan temerosa e impotente” ante los cambios que atraviesa el planeta.

Agregó: “Empecé a pensar en qué hacer para cambiar la ecuación a otra cosa: urgencia + optimismo = acción. El ejemplo más famoso de cómo utilizar el optimismo para afrontar un gran desafío es el Moonshot”, de John F. Kennedy.

Monarquias.com / PA Reporters / The Mirror