Testamento del príncipe Felipe permanecerá en secreto para proteger la «dignidad» de la reina Isabel II


El testamento del fallecido príncipe Felipe de Inglaterra (duque de Edimburgo) debe permanecer en secreto para proteger la “dignidad” de su viuda, la reina Isabel II, debido a su papel constitucional, ha dictaminado el Tribunal Superior.

Después de la muerte de un miembro de alto rango de la familia real, ha sido una convención durante más de un siglo que se presente una solicitud para sellar su testamento al presidente de la División de Familia del Tribunal Superior.

Esto significa que los testamentos de los miembros mayores de la familia real no están abiertos a la inspección pública de la forma en que lo estaría normalmente, explicó la agencia británica Press Association.

El presidente actual, Sir Andrew McFarlane, escuchó los argumentos legales de los abogados que representan el patrimonio del príncipe y el Fiscal General, que representa el interés público en tales asuntos, en una audiencia privada en julio.

En un fallo publicado el jueves, ordenó que el testamento de Felipe permanezca sellado durante 90 años a partir de la concesión de la sucesión, el proceso formal que confirma la autoridad de un albacea para administrar el patrimonio de una persona fallecida, y solo puede abrirse en privado. incluso después de esa fecha.

El juez dijo: “He sostenido que, debido a la posición constitucional de la Soberana, es apropiado tener una práctica especial en relación con los testamentos reales”.

Y agregó: “Es necesario mejorar la protección que se brinda a los aspectos verdaderamente privados de la vida de este grupo limitado de personas a fin de mantener la dignidad de la soberana y los miembros cercanos de su familia”.

El juez dijo que el fallo consistía en hacer públicos tantos detalles como fuera posible sin “comprometer la privacidad convencional otorgada a las comunicaciones de la Soberana”

El juez dijo que era de interés público que dejara en claro que no había visto ni se le había dicho nada del contenido del testamento de Felipe, salvo la fecha de su ejecución y la identidad del albacea designado.

Felipe Mountbatten, nacido como príncipe de Grecia y Dinamarca y casado con Isabel de Inglaterra en 1947, se convirtió en consorte más longevo de la monarquía británica, con 73 años de servicio público. Murió a los 99 años el 9 de abril, solo dos meses antes de cumplir los 100.

El juez dijo: “Acepté la suposición de que, si bien puede haber curiosidad pública en cuanto a los arreglos privados que un miembro de la familia real puede optar por hacer en su testamento, no existe un verdadero interés público en que el público sepa que esto es información totalmente privada”.

“El interés de los medios al respecto es comercial. El grado de publicidad que probablemente atraiga esa publicación sería muy extenso y totalmente contrario al objetivo de mantener la dignidad del soberano”, agregó el juez.

Los abogados que representan la herencia de Felipe habían argumentado en la audiencia privada que la noticia de esa audiencia y la solicitud “podrían generar conjeturas totalmente infundadas” que serían “profundamente intrusivas” para la reina Isabel II, de 95 años, y la familia real.

Al describir la historia de decisiones similares anteriores, Sir Andrew dijo que el primer miembro de la familia real cuyo testamento fue sellado por orden del presidente de la corte fue el príncipe Francisco de Teck, bisabuelo de la reina Isabel.

Francisco de Teck era el hermano menor de la reina María y, tras su muerte en 1910, se le concedió una solicitud para que su testamento fuera sellado y no publicado.

Sir Andrew dijo que, como presidente de la División de Familia del Tribunal Superior, es el custodio de una caja fuerte que contiene 30 sobres, cada uno de los cuales contiene el testamento sellado de un miembro fallecido de la familia real.

Dijo que el sobre más antiguo está etiquetado como que contiene el testamento de Francisco de Teck, y las adiciones más recientes son los testamentos de la difunta Reina Madre, Isabel, y la princesa Margarita, madre y hermana, respectivamente, de Isabel II.

Monarquias.com / Press Association