Inglaterra

El príncipe Andrés contrató al abogado del actor Armie Hammer para enfrentar su demanda

El abogado Andrew Brettler trabaja para el poderoso abogado de celebridades Marty Singer, apodado "el abogado de Hollywood que puede hacer desaparecer cualquier problema".

El príncipe Andrés contrató a un importante abogado de Hollywood cuyos clientes incluyen al actor Armie Hammer y una gran cantidad de celebridades acusadas de agresión sexual.

Los documentos judiciales muestran que el duque de York contrató a Andrew Brettler, del poderoso bufete de abogados Lavely & Singer, con base en Los Ángeles, para que lo represente en el caso presentado por Virginia Roberts.

La estadounidense Virginia Giuffre acusó públicamente al duque de York de agresiones sexuales hace más de 20 años cuando era menor y presentó una denuncia el 9 de agosto ante el tribunal federal de Manhattan.

La audiencia del lunes 13 de septiembre, en la que el príncipe Andrés estuvo representado por Brettler, es la primera acción en justicia del duque de York en este caso que ha empañado la imagen de la familia real británica.

Cuatro horas antes de la fecha prevista para la audiencia, Brettler presentó un aviso diciendo que representaba al duque de York y declaró que comparecería “con el propósito de impugnar el supuesto servicio de proceso y la jurisdicción de impugnación”.

A principios de este año, el poderoso abogado fue contratado para defender a Hammer, de 35 años, contra las acusaciones de que el actor tiene fetichismos caníbales y abusó sexual y físicamente de una mujer durante su relación de cuatro años. Sus otros clientes incluyen al director Bryan Singer, quien ha sido acusado de agredir sexualmente a menores.

Lavely & Singer fue fundado por el poderoso abogado de celebridades Marty Singer, que ha recibido el apodo de “el abogado de Hollywood que puede hacer desaparecer cualquier problema”. Entre los que han recurrido a sus servicios se encuentran Charlie Sheen y Bill Cosby, ambos acusados de abuso sexual, además de Michael Jackson, Tom Hanks, Naomi Campbell, Demi Moore, Eddie Murphy, entre otros.

En una entrevista con el Hollywood Reporter en mayo, Brettler se pronunció en contra del movimiento #MeToo y dijo que había una “suposición de irregularidades simplemente basada en una acusación, incluso anónima”.

Pero en otra entrevista dijo que, a veces, la mejor respuesta “puede ser ser discreta”.

“A veces la mejor defensa es no hacer nada, es aceptar el castigo o cualquier decisión que haya tomado la empresa y quedarse callado y mejor uno mismo como persona. Pide las disculpas que sea necesario, en privado”, dijo.

Monarquias.com