Inglaterra

El príncipe Andrés impugna jurisdicción de Nueva York ante denuncia por agresión sexual

El segundo hijo de la reina Isabel II pretende oponerse a las diligencias de notificación de esta denuncia, que fue entregada en su domicilio de Londres a fines de agosto.

El príncipe Andrés de Inglaterra (duque de York) impugnará la jurisdicción de Nueva York para procesar una denuncia de una mujer que lo acusa de haberla agredido sexualmente cuando era menor de edad con ayuda del fallecido financiero Jeffrey Epstein, según un documento judicial.

Según este documento fechado este lunes, el segundo hijo de la reina Isabel II pretende oponerse a las diligencias de notificación de esta denuncia, que fue entregada en su domicilio de Londres a fines de agosto.

La demanda fue oficialmente entregada el 27 de agosto en el domicilio real de Windsor, en ausencia del príncipe, de acuerdo con los documentos judiciales. La estadounidense Virginia Giuffre acusó públicamente al duque de York de agresiones sexuales hace más de 20 años cuando era menor y presentó una denuncia el 9 de agosto ante el tribunal federal de Manhattan.

La audiencia de este lunes, en la que el príncipe Andrés estuvo representado por su abogado californiano Andrew Brettler, es la primera acción en justicia del duque de York en este caso que ha empañado la imagen de la familia real británica.

Según la denuncia de Giuffre, el duque de York es “uno de los hombres más poderosos” a los que fue entregada “con un objetivo sexual” cuando fue víctima entre 2000 y 2002, a partir de los 16 años, de la amplia red sexual por la que Epstein fue inculpado y encarcelado, antes de suicidarse en una cárcel de Manhattan, en 2019.

El príncipe Andrés, que ya había negado las acusaciones, está señalado en la denuncia de haber “agredido sexualmente” a Giuffre cuando era menor, en tres ocasiones: en Londres, en casa de la amiga de Epstein Ghislaine Maxwell, y en las propiedades del financiero en Nueva York y en las Islas Vírgenes.

De 61 años, el hijo de Isabel II ya había desmentido “categóricamente” la acusación durante una entrevista con la BBC en noviembre de 2019 en la que no manifestó arrepentimiento por su amistad con Epstein ni empatía con las víctimas.

Incluso llegó a poner en duda la autenticidad de una foto en la que aparece con Virginia Giuffre y en segundo plano Ghislaine Maxwell, quien está en prisión y cuyo juicio debe empezar el 29 de noviembre en Nueva York. Pese a sus desmentidos, su amistad con Epstein lo puso en el ojo del huracán y lo obligó a retirarse de la vida pública.