Quién es quién en la realeza: Mako de Japón, una princesa independiente en la estricta monarquía nipona


La princesa Mako, la primera nieta del ex emperador Akihito de Japón, es reconocida por personas cercanas como una mujer alegre y amigable que se ha labrado su propio camino, combinando su trabajo como investigadora en un museo con sus deberes oficiales. La princesa, de 29 años, estudió dos veces en Gran Bretaña y obtuvo una maestría en estudios de museos y galerías de arte en la Universidad de Leicester en el centro de Inglaterra en 2016. Ahora trabaja como investigadora especial en el Museo Universitario de la Universidad de Tokio.

Nacida el 23 de octubre de 1991 como hija mayor del príncipe Fumihito, actualmente Príncipe Heredero de Japón, y de su esposa plebeya Kiko Kawashima. La niña fue bautizada por su abuelo con el nombre de “Mako”, formado por el carácter chino «Ma» que significa “verdadero” o “natural”, ya que sus padres esperaban que llevara una vida sin pretensiones, independiente y manteniéndose fiel a sí misma. En 1994 nació su hermana Kako, y en 2006 su hermano Hisahito. Y aunque el destino de su hermano menor es convertirse en emperador, Mako y Kako tiene un futuro distinto, obligadas por las leyes a renunciar a su título imperial y llevar una vida como ciudadanos comunes si contraen matrimonio.

En abril de 2010, la princesa se convirtió en el primer miembro de la familia imperial en inscribirse en la Universidad Cristiana Internacional (UCI) de Tokio en lugar de la Universidad Gakushuin, que se creó originalmente para la nobleza japonesa. La princesa conoció a su novio plebeyo Kei Komuro en la UCI en 2012 en una reunión para estudiantes que esperaban estudiar en el extranjero. Mientras estaba en la UCI, se unió a un programa de intercambio y estudió historia del arte en la Universidad de Edimburgo.

La pareja anunció su compromiso en 2018 pero los rituales de la abdicación del emperador Akihito y entronización de Naruhito -tío de Mako- retrasaron el compromiso. Posteriormente, una disputa financiera de la madre del novio con su expareja ensombreció los planes nupciales, retrasándolos aún más, y despertó el escepticismo de los japoneses, habituados a una familia imperial que no protagoniza escándalos.

En noviembre pasado, dijo en un comunicado que ella y Komuro son “insustituibles el uno para el otro” y que “un matrimonio es una opción necesaria” para permitirles apreciar y proteger sus sentimientos. El padre de la princesa, el príncipe heredero Akishino, dijo a su vez que él y su esposa respetan los deseos de su hija y señaló que la Constitución estipula que el matrimonio se basará únicamente en el consentimiento mutuo de ambos sexos.

El 1 de septiembre, la prensa nipona anunció que la princesa y Komuro planean casarse a finales de 2021 sin seguir los tradicionales rituales nupciales de la monarquía japonesa. Además, la princesa, que perderá su estatus dentro de la familia imperial después de casarse, pretende rechazar una importante suma de dinero estatal al que tiene derecho al dejar de formar parte de la realeza japonesa.

QUIÉN ES KEI KOMURO. Nacido en 1991 en Yokohama, donde viven actualmente su madre y su abuelo, Kei Komuro recibió una educación secundaria básica y superior en una escuela internacional en Tokio. En 2010, se inscribió en la International Christian University, donde se convirtió en compañera de clase de la princesa Mako, y trabajó a tiempo parcial en un restaurante francés. Komuro dice que le gusta tocar música y pintar cuadros y le gustan los deportes. Es bueno tocando el violín y esquiando, un deporte en el que la princesa Mako también sobresale. Después de graduarse de la universidad en 2014, consiguió un trabajo en un banco importante y desde estudió derecho empresarial en la escuela de posgrado de la Universidad de Hitotsubashi mientras trabajaba en un bufete de abogados en Tokio.

Monarquias.com / Con información de Nippon.com y Kyodo News