Mako de Japón se casará este año, pero sin los tradicionales ritos imperiales


Se espera que la princesa Mako de Japón se case con su compañero de estudios Komuro Kei a finales de este año después de más de tres años de compromiso que se vieron eclipsados por un escándalo financiero relacionado a la familia del novio.

Fuentes cercanas al asunto dicen que se espera que la pareja registre su matrimonio a finales de este año. La medida se produce cuando Komuro tiene ahora la perspectiva de trabajar en un bufete de abogados en el estado estadounidense de Nueva York”, informó la cadena NHK.

Allegados a la pareja dijeron que no se llevará a cabo ninguna de las ceremonias tradicionales que forman parte de la boda de un miembro de la familia imperial, incluido el ritual del compromiso, denominado “Nōsai-no-Gi”, y podría presentar solo una notificación de matrimonio en un gobierno local. Se cree que la pareja podría residir en los Estados Unidos puesto que Komuro planea trabajar en un bufete de abogados en dicho país.

Según medios japoneses la princesa, que perderá su estatus dentro de la familia imperial después de casarse, pretende rechazar un importante pago del Estado al que tiene derecho al dejar de formar parte de la realeza japonesa. Esta cuestión será deliberada por el Consejo Económico de la Casa Imperial.

El príncipe Akishino, padre de la princesa Mako y heredero del trono, dijo en noviembre del año pasado que los padres deben respetar los deseos de casarse de sus hijos y señaló que la Constitución estipula que el matrimonio se basará únicamente en el consentimiento mutuo de ambos sexos. Sugirió, además, que la boda debía ser bien recibida por un público escéptico.

Este año, Komuro publicó un documento para explicar los detalles del problema financiero de su familia y expresó su intención de proporcionar dinero propio para solucionar el problema, que significó un golpe duro a la imagen de la pareja y un escándalo inesperado para una monarquía que se ha caracterizado por no despertar controversias.

Quién es la princesa Mako

La princesa Mako nació en 1991 como hija mayor del príncipe y la princesa Akishino y primera nieta de los ex emperador Akihito y Michiko. El carácter chino «Ma» usado para su nombre significa «naturalmente» o «en la verdadera luz de uno». Se le dio ese nombre con la esperanza de que «viviría su vida sin perder su carácter innato«.

La princesa Mako ingresó a la escuela primaria de Gakushuin en 1998. En su ensayo de graduación, escribió que tiene un amplio interés en las artes, así como en la creación, conservación y restauración de pinturas japonesas. La princesa estudió en las escuelas secundarias junior y senior de Gakushuin. Luego se matriculó en la International Christian University de Tokio.

Mientras la princesa Mako estaba en la universidad, estudió historia del arte en Inglaterra. Después de graduarse, pasó a la Universidad de Leicester en Inglaterra, donde cursó una maestría en artes en 2016. Después de regresar a Japón, asumió diferentes roles oficiales y viajes al extranjero en representación de su pais. Además de sus estudios, actualmente también trabaja como investigadora en el museo de la Universidad de Tokio.

Quién es Kei Komuro

Nacido en 1991 en Yokohama, donde viven actualmente su madre y su abuelo, Kei Komuro recibió una educación secundaria básica y superior en una escuela internacional en Tokio. En 2010, se inscribió en la International Christian University, donde se convirtió en compañera de clase de la princesa Mako, y trabajó a tiempo parcial en un restaurante francés .

Komuro dice que le gusta tocar música y pintar cuadros y le gustan los deportes. Es bueno tocando el violín y esquiando, un deporte en el que la princesa Mako también sobresale. Después de graduarse de la universidad en 2014, consiguió un trabajo en un banco importante y desde estudió derecho empresarial en la escuela de posgrado de la Universidad de Hitotsubashi mientras trabajaba en un bufete de abogados en Tokio.

Monarquias.com / NHK / The Japan Times / Nippon.com