La familia real de Tonga niega estar relacionada a misterioso crimen de los años 80


La familia real de Tonga negó que el fallecido rey Taufa’ahau Tupo IV estuviera involucrado en el encubrimiento del asesinato del entrenador de caballos australiano George Brown en los años 80. Esto se produce después de que el tabloide Herald Sun publicara afirmaciones de que el difunto monarca y el ex diplomático australiano Bill Waterhouse ayudaron a ocultar el asesinato.

En un comunicado emitido el martes y publicado por la BBC, la casa real dijo que “negaban rotundamente” cualquier conexión de la familia y del difunto rey Tupou IV con el asesinato, y agregó que las acusaciones fueron el resultado de una “triste, prolongada y amarga disputa familiar”.

La policía australiana cree que Brown fue torturado y asesinado en 1984 por miembros de la comunidad de las carreras de caballos, en un caso que conmocionó a la sociedad y jamás fue resuelto. El cuerpo había sido encontrado en un automóvil incendiado al sur de Sydney, con señales de que había sido agredido antes de su muerte.

El rey de Tonga Taufa’ahau Tupou IV y su hermana la princesa Salote Pilolevu (centro) fotografiados en Sydney en 1988 con el corredor de apuestas Bill Waterhouse. (izquierda) y el ministro de Recursos y Energía australiano Neil Pickard (derecha).

A lo largo de los años, la policía ha considerado varias teorías para su asesinato, incluida una posible disputa por arreglos de carreras y el mal desempeño de sus caballos”, informó BBC News.

El Herald Sun, por su parte, afirmó que Waterhouse, un famoso corredor de apuestas de carreras de caballos australiano que también fue cónsul general honorario de Tonga en Australia, “estuvo involucrado en el encubrimiento del asesinato de Brown” junto al rey Tupou IV (1918-2006), padre del actual monarca tongano Tupou IV.

Waterhouse, quien murió en 2019, era el jefe de una famosa dinastía familiar que sigue siendo muy influyente en las carreras y las apuestas australianas, pero se le prohibió hacer apuestas durante 14 años por su participación en un escándalo de arreglo de razas en la década de 1980, informó BBC. Su viuda dijo que “no había verdad en las historias”.

Monarquias.com / BBC / Herald Sun