Europa

La misteriosa muerte del duque Alejandro Farnesio de Parma, resuelta 429 años después

El héroe de Lepanto no fue envenenado, dicen expertos forenses. Finalmente sus restos y los de su esposa, María de Portugal, han sido devueltos a la cripta de la iglesia de Parma.

Los expertos históricos de la Universidad de Parma (Italia) -entre ellos, radiólogos, médicos forenses, antropólogos y odontólogos- y la policía local lograron resolver el misterio de la muerte del duque Alessandro Farnesio de Parma, héroe de la batalla de Lepanto, ocurrida hace 429 años.

Desde 2019, el instituto de medicina forense de la Universidad de Parma junto con los Carabinieri del Ris, también de Parma, estudiaron los restos del gran líder y de su esposa, doña María de Portugal, a solicitud de la Orden Constantiniana para descubrir cómo murió el duque, informó la cadena RAI News.

Anteriormente se pensaba que el duque de Parma, que capturó la galera del Gran Visir en 1571 cuando las fuerzas navales otomanas fueron aplastadas en la mayor batalla naval entre la cristiandad y sus enemigos históricos, había sido envenenado por rivales celosos.

Pero la nueva investigación sobre los restos del gobernador de Flandes, que comenzó a principios del año pasado, ahora demostró que el duque, que murió en 1592 a la edad de 47 años, sufría de gota, tenía el antebrazo derecho fracturado debido a un disparo de mosquete, y probablemente murió de neumonía.

“En los últimos días de su vida estuvo enfermo, pero no tanto como para haber muerto tan rápido. Alessandro comía alimentos duros y poco cocidos, propios de los campos de batalla”, explicó la profesora Marianna Peracchia, de la Universidad de Parma, al diario Gazzetta di Parma, mientras que su esposa María de Portugal “comía muchos azúcares y estaba plagada de profundas caries”.

Alessandro Farnese, duque de Parma, fue un importante condottiero o general que luchó en los Países Bajos en nombre de Felipe II, el rey de España, y participó en la Armada Española, la campaña para invadir Inglaterra en 1588. Sus como comandante de campo, estratega y organizador le valieron la consideración de sus contemporáneos e historiadores militares como el primer capitán de su época.

Fue nombrado gobernador de Flandes, que formaba parte de los Países Bajos españoles, pero murió en la ciudad francesa de Arras en 1592 a la edad de 47 años. El pasado 29 de agosto, los restos del duque de Parma y su esposa, la princesa María de Portugal, fueron reinhumados en la tumba de los duques Farnesio y Borbón en la cripta de la magistral basílica de Santa Maria della Stecatta, en una ceremonia solemne celebrada por la Orden Constantiniana de San Jorge en la que se exhibieron su casco y espada.

Monarquias.com / Ansa / RAI / Gazzetta di Parma