20 fotos históricas de la boda de Haakon y Mette-Marit de Noruega, 20 años después

20 fotos históricas de la boda de Haakon y Mette-Marit de Noruega, 20 años después

El 25 de agosto de 2021 el príncipe Haakon, heredero del trono de Noruega, se casó en la catedral de Oslo con su novia Mette-Marit Tjessem, una excamarera noruega y madre soltera cuya irrupción en la familia real despertó controversia en amplios sectores de la sociedad. La boda fue vista por 2 millones de televidentes y tuvo una amplia lista de invitados de la realeza europea.

Con motivo de su vigésimo aniversario, los príncipes herederos hablaron sobre su relación en la emisora de radio NRK, en donde la princesa heredera Mette-Marit elogió a su esposo, a quien describe de la siguiente manera: “Él me vió. Me entendió. Tenía curiosidad. Y me abrazó”.

El príncipe Haakon, por su parte, habla sobre su primer encuentro con Mette-Marit en 1999 y por qué se enamoró de ella: “La brillante chica sureña me impresionó. Se nota bien cuando Mette entra en una habitación. Allí hay un poder que no es tan fácil de pasar por alto. Parecía segura y acostumbrada al mundo. Y fue agradable hablar con ella. Se sentía seguro cuando estábamos juntos”.

El hecho de que tuviera un hijo pequeño realmente solo me dijo que no tenía miedo de asumir el compromiso y la responsabilidad. Ella no se volvió menos atractiva a mis ojos por esa razón”, dijo Haakon.

La princesa, que en 2018 anunció que padece una fibrosis pulmonar crónica, describió cómo la enfermedad ha traído consigo nuevas prioridades: “En el tiempo que he estado enferma, se ha vuelto más importante para mí que nunca ser simplemente Mette. Y eso está bien. Que no tengo que definirme a mí misma sobre la base de que soy la Princesa Heredera, sino que se me permite ser Mette primero. Y ha sido muy hermoso para mí saber que adentro, en algún lugar, está el núcleo”.

Al mismo tiempo, la princesa dijo que la pandemia, a pesar de sus evidentes lados negativos, le ha dado un respiro: “Para mí fue una oportunidad de tomarme un descanso que de otro modo no habría tenido. Para mí, tener una enfermedad crónica significa tener la conciencia culpable por todo lo que no puedo hacer. Este año no tuve que definirme como enferma para mantener mi vida unida. El coronavirus fue una forma de descansar sin sentirse culpable”.

Así fue la boda de Haakon y Mette-Marit, hace 20 años, en 20 fotos:

Monarquias.com / NRK