Liechtenstein guarda siete días de luto por la muerte de la princesa Marie


Las banderas del Principado de Liechtenstein ondean a media asta este domingo (22 de agosto) tras la muerte de la princesa Marie, consorte del soberano Hans Adam II, quien falleció a los 81 años después de sufrir un ACV.

El gobierno del principado, regido por la misma dinastía durante casi 240 años, declaró 7 días de luto estatal, durante los cuales todos los edificios públicos lucirán la bandera nacional y la bandera de la Casa del Príncipe, informó el periódico local Volksblatt.

Los eventos y celebraciones solo deben realizarse con respeto y mesura, según un mensaje del gobierno. “La Casa del Príncipe desea que no se cancelen todos los eventos, sino que la Princesa sea recordada en minutos de silencio”, agregaron.

El gobierno además pidió a la población del principado, compuesta por casi 39 mil habitantes, que coloquen banderas en sus casas y “si las banderas no se pueden izar a media asta, se recomienda una cinta negra”.

El deceso de la princesa Marie tuvo lugar el sábado por la tarde después de que el miércoles sufriera un accidente cerebrovascular, indicó la Casa del Príncipe en un comunicado. Su familia se mantuvo a su lado y, tras recibir la extremaunción, «falleció en paz y con gran confianza en Dios«, agrega el comunicado.

La princesa consorte, al igual que su marido, se había retirado en gran parte de la vida pública de Liechtenstein, un pequeño principado de unos 40.000 habitantes situado entre Austria y Suiza. Hans Adam II, que asumió la regencia en 1989, dejó la gestión de los asuntos del principado a su hijo mayor, el príncipe heredero Alois, en 2004.

La condesa Marie Kinsky von Wchinitz und Tettau nació en Praga en 1940 y su familia fue expulsada en 1945 de la entonces Checoslovaquia y huyó a Alemania. Estudió artes gráficas en la Universidad de Múnich y trabajó como comercial artístico hasta su compromiso con el príncipe hereditario en 1965. Se casaron dos años después y tuvieron cuatro hijos.

Monarquias.com