Europa

Bisnieto del último emperador austríaco compitió en las 24 Horas de Le Mans

“Ferdinand Habsburg”, de 24 años, cumplió su sueño de participar en la edición número 89 de la famosa carrera de autos de resistencia en Francia. En entrevistas, habló sobre su vida y sus proyectos.

Ferdinand Habsburg”, o el archiduque Ferdinand de Habsburgo, participó por primera vez este fin de semana de la 89º edición de la famosa carrera de autos de resistencia de las 24 Horas de Le Mans en Francia. El archiduque, bisnieto del último emperador austrohúngaro, finalizó en sexta posición con sus compañeros Robin Frijns y Charles Milesi, detrás de los 5 hipercoches de la competición.

Las 24 Horas de Le Mas es una carrera mítica que se disputa cada año en el circuito de la Sarthe y representa la competencia principal del Campeonato Mundial de Resistencia.

El archiduque Ferdinand, de 24 años, es el único hijo varón del archiduque Carlos de Austria, actual jefe de la Casa de Habsburgo, y su esposa Francesca von Thyssen-Bornemisza. Su abuelo, el fallecido archiduque Otto de Habsburgo, fue el último heredero del trono austrohúngaro como hijo del emperador Carlos I, derrocado en 1922, y la emperatriz Zita, de la dinastía de Borbón-Parma.

“Si fuera realmente un príncipe, no sería piloto”

No crecí en un castillo, pero en un apartamento en Austria, fui a la escuela como todos los demás”, explicó en una entrevista el joven automovilista, heredero de la dinastía fundada en 1736 tras el matrimonio de Francisco de Lorena y la emperatriz María Teresa de Habsburgo y disuelta después de la Primera Guerra Mundial, en 1918.

“La única diferencia fue en las lecciones de historia donde recibí algunas bromas tan pronto como se mencionó mi nombre”, recordó Ferdinand en declaraciones a Ouest-France. “A decir verdad, es un poco como ser el hijo de un empresario famoso. Soy un chico normal sin la pretensión de un personaje famoso. Si fuera realmente un príncipe, no sería piloto, no haría entrevistas. Tengo una herencia de la que estoy orgulloso, pero puedo mantener mi alma infantil y ser un poco estúpido”, agregó.

El joven archiduque confesó que tuvo que sortear muchos prejuicios a la hora de hacerse un lugar en el mundo del automovilismo. No todo me cae de arriba, porque se supone que debo tener el dinero”, dijo Ferdinand. “Mi familia no es adinerada. Financio mis carreras gracias a patrocinadores”.

Después de cumplir su sueño de participar en las 24 Horas de Le Mans, Ferdinand Habsburg quiere dar el paso hacia un ambicioso proyecto para reducir su huella de carbono y crear conciencia sobre la sostenibilidad junto a su equipo, el Algarve Pro Racing, cuya ropa de competición será completamente reciclada de plásticos tirados al mar. “Especialmente en el deporte del motor no podemos olvidar el lugar donde vivimos y que seguimos usando motores de combustión. Me gusta lo que hago, estar en este vértice del cambio”, afirmó al diario deportivo Marca.

Las carreras me han llevado alrededor del mundo, y últimamente comencé a darme cuenta de que tengo que asumir más responsabilidades y establecer otros objetivos además de ganar y pilotar al límite”, dijo Habsburg. “Con los nuevos colores y ropa del equipo, seremos un espectáculo en la parrilla y en el podio. Estamos aquí para ganar y lo haremos con estilo”.

Monarquias.com