El príncipe Andrés intentó apartar a su hermano Carlos de la sucesión al trono, revela su biógrafo


El príncipe Andrés de Inglaterra, que ahora se encuentra en el ojo de la tormenta por la demanda por abuso sexual que recibió en EEUU, intentó desplazar de la sucesión al trono a su hermano mayor, el príncipe Carlos, reveló su biógrafo. De esta forma, Andrés quería asegurarse de ser nombrado Regente en el caso de que la reina Isabel II falleciera mientras su sobrino, Guillermo, fuera menor de edad.

El intento de Andrés (duque de York) por hacerse un lugar hacia el tronohabría ocurrido en el momento de la muerte de la princesa Diana en 1997, cuando la popularidad de Carlos se había desplomado a un mínimo histórico, según el biógrafo real Nigel Cawthorne.

Existía la idea de que Carlos debería apartarse de la línea de sucesión para salvar a la monarquía, que se estaba recuperando de la indignación pública por cómo la familia real trató a Diana y afrontó su muerte, dijo Cawthorne, autor de una nueva biografía del príncipe, titulada Prince Andrew: The End of the Monarchy and Epstein.

Con Carlos fuera del camino, la idea fue que la corona pasara directamente de la reina Isabel al príncipe Guillermo, según reveló Cawthorne en declaraciones a The Daily Beast. Y si la reina fallecía cuando Guillermo todavía era adolescente, Andrés pensaba en convertirse en guardián del nuevo hasta que su sobrino llegara a la mayoría de edad.

Andrés trató de apartar a Carlos durante el escándalo de Diana”, aseguró Cawthorne. “A medida que la popularidad de Carlos se desplomó, Andrés presionó al palacio para que lo instalara como regente de Guillermo. Eso ha creado una fricción entre ellos que persiste hasta el día de hoy”.

El artículo publicado este 21 de agosto por de Daily Beast profundiza en por qué la reina Isabel II sigue siendo ferozmente protectora del duque de York, incluso cuando su amistad con Epstein y los cargos de abuso sexual relacionados han causado un “daño enorme” a la reputación de la familia real.

A menudo se lo describe como su hijo favorito, y ese es realmente el caso. Eso se debe en parte al intervalo muy largo —10 años— entre el nacimiento de Ana y el de Andrés . Al principio de su reinado, la reina estaba completamente preocupada por ascender al trono, pero cuando lo tuvo, estaba mucho más relajada en el papel y por eso le prodigaba atención”, dijo Cawthorne.

Monarquias.com / The Daily Beast