“Propiedad privada”: el asediado príncipe Andrés pide a la prensa que no tomen fotos de sus vacaciones


El equipo legal de la reina Isabel II advirtió a la prensa británica que no tome fotos de la familia real en su “propiedad privada” de Balmoral (Escocia), donde el príncipe Andrés pasa sus vacaciones después de haber sido denunciado en EEUU por abuso sexual de menores.

El príncipe Andrés (duque de York) llegó a Balmoral el 10 de agosto, solo un día después de que se conociera que Virginia Roberts Giuffre había presentado una demanda ante un tribunal de Nueva York acusándolo de violarla cuando era menor de edad.

El día de su llegada a Escocia, los empleados de uno de los principales periódicos sensacionalistas del Reino Unido, The Daily Beast, recibieron un memorando cuidadosamente redactado proveniente del departamento legal del duque.

Según el Daily Beast, “los abogados que actúan en nombre de S,M. la reina, su familia y Balmoral Estate” se pusieron en contacto con el periódico para “recordarle” que el castillo “es una propiedad privada” donde la reina Isabel II y sus invitados debe disfrutar de “una expectativa razonable de privacidad”.

Por lo tanto, dice el memorando, “se les pide al personal del periódico que se aseguren de que cualquier material, fotográfico o de otro tipo, que podamos tener la intención de publicar, sea revisado cuidadosamente antes de su publicación y de acuerdo con las directrices judiciales recientes sobre este tema”.

“Claramente es para mantener a la gente alejada del príncipe Andrés”

A los periodistas y fotógrafos que han “publicado algo sobre este asunto, incluso en las redes sociales” ahora se les ha pedido que se pongan en contacto con el departamento legal del periódico “antes de tomar cualquier medida”.

Desde el Palacio de Buckingham confirmaron a The Daily Beast que numerosas organizaciones de medios recibieron advertencias similares, pero no encuentran “nada inusual” en la práctica especialmente cuando los miembros de la realeza se van de vacaciones.

Sin embargo, The Daily Beast dijo que el periódico en cuestión no recibió las advertencias hasta la llegada del príncipe Andrés, a pesar de que la reina llegó a Balmoral el 24 de julio. Nunca antes habían visto una advertencia como esta por parte de los abogados de la reina”, advirtió un editor anónimo de un periódico británico. “Claramente es para mantener a la gente alejada del príncipe Andrés”.

El informe de The Daily Beast sugiere que la reina Isabel II “está haciendo todo lo posible por proteger a su amado hijo de la atención no deseada”, ya que los fiscales estadounidenses continúan considerándolo una “persona de interés” en medio de la investigación sobre la red de pedofilia de Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell.

Otras noticias de interés sobre el caso:

Monarquias.com / The Daily Beast / Sputnik