Inglaterra

En la mira: el príncipe Andrés es ‘persona de interés’ en investigación de red de pedofilia de Jeffrey Epstein

Los fiscales estadounidenses tienen pocas esperanzas de poder interrogar al duque de York, de 61 años, en el futuro previsible.

Los fiscales de Estados Unidos que investigan a personas vinculadas al pedófilo Jeffrey Epstein consideran que el príncipe Andrés de Inglaterra (duque de York) es una “persona de interés” en la investigación, afirmó una fuente judicial. Se afirma que los investigadores que investigan a Ghislaine Maxwell y otros asociados de Epstein quieren interrogar al duque sobre su amistad con el fallecido financista.

Como persona de interés delos fiscales en la oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, el príncipe Andrés es visto al menos como un testigo potencial, e interrogarlo formaría parte de la investigación sobre posibles co-conspiradores, explicó el periódico The Daily Mail.

Los investigadores aseguran que Andrés, de 61 años, había “tratado de presentarse falsamente a sí mismo ante el público como ansioso y dispuesto a cooperar”, pero que no pronunció ni una palabra a las autoridades federales y rechazó repetidamente las solicitudes de responder a los investigadores.

No parece querer hablar con nosotros”, dijo una persona familiarizada con la investigación de Estados Unidos. Los representantes legales del príncipe se negaron a comentar, pero previamente negaron cualquier irregularidad o falta de cooperación con la investigación.

El año pasado, los fiscales enviaron al gobierno británico una solicitud formal, conocida como presentación de un tratado de asistencia legal mutua (MLAT), solicitando acceso al príncipe para que pudieran hablar con él. Se trata de un procedimiento utilizado en investigaciones criminales para recopilar material de países extranjeros que no se puede obtener fácilmente de manera cooperativa.

La estadonidense Virginia Giuffre, de 38 años, afirma que el duque de York es “uno de los hombres poderosos” a quien fue “entregada con fines sexuales” por Epstein y Maxwell. Los hechos ocurrieron entre 2000 y 2002, cuando la denunciante tenía 17 años, y se hicieron mediante la extensa red de tráfico sexual por la que Epstein fue encarcelado. El financiero se suicidó en una prisión de Manhattan en el verano boreal de 2019.

El príncipe Andrés, que ya había rechazado estas acusaciones, está acusado de haber “agredido sexualmente” a Giuffre, entonces menor de edad, en tres ocasiones: en Londres, en casa de Maxwell; en la propiedad de un empresario de Nueva York y en las Islas Vírgenes. Antes Andrés había negado “categóricamente” la inculpación en una entrevista con la BBC en 2019, en la que no expresaba ningún arrepentimiento por su amistad con Epstein ni la más mínima empatía por sus víctimas.

Otras noticias de interés sobre el caso:

Monarquias.com