El príncipe Andrés podría alegar «inmunidad diplomática» ante la demanda, dicen informes


Los abogados del príncipe Andrés de Inglaterra (duque de York) pueden intentar que las acusaciones de abuso sexual hechas en su contra por Virginia Giuffre sean desestimadas por el tribunal de Nueva York alegando que el hijo de la reina Isabel II tiene “inmunidad diplomática”.

La abogada estadounidense Spencer Kuvin, que representa a varias de las víctimas del financiero pedófilo Jeffrey Epstein, sugirió que el equipo legal de Andrés podría “reclamar que el duque, que fue enviado comercial en 2001, cuando Giuffre afirma que la violó y abusó sexualmente de ella, tenía inmunidad diplomática”.

Los abogados de la Sra. Giuffre tienen enormes barreras que superar para que su demanda esté cerca de un jurado”, dijo al diario The Mirror. “Si el duque se involucra en el caso, su equipo legal sin duda presentará una moción para desestimar la demanda por numerosos motivos diferentes. Por supuesto, argumentarían sobre la inmunidad diplomática. Tendrían un caso sólido”.

Un amigo del príncipe Andrés le dijo, por su parte, al diario The Sun: “Su equipo legal siempre esperó esto y se ha preparado. Aconsejaron al duque que mantuviera la calma y siguiera adelante, y él está siguiendo sus consejos. El proceso legal podría durar años, pero no es culpa suya. Responderá si así lo exige la ley, como siempre ha dicho”.

Según los informes de la prensa británica, los abogados del príncipe están tratando “desesperadamente” de evitar que el caso vaya a juicio en los Estados Unidos por temor a que los miembros del jurado se pongan del lado de una presunta víctima de abuso sexual. Si bien el duque de York, de 61 años, negó firmemente las afirmaciones, funcionarios del palacio creen que podría haber problemas de “credibilidad” con su versión de los hechos, según dijo este domingo The Times.

Virginia Giuffre, ahora de 38 años, afirma que el duque de York es “uno de los hombres poderosos” a quien fue “entregada con fines sexuales” por Epstein y su socia, Ghislaine Maxwell, que actualmente se encuentra en prisión a la espera del juicio. Los hechos ocurrieron entre 2000 y 2002, cuando la denunciante tenía 17 años, y se hicieron mediante la extensa red de tráfico sexual por la que Epstein fue encarcelado. El financiero se suicidó en una prisión de Manhattan en el verano boreal de 2019.

El príncipe, que ya había rechazado estas acusaciones, está acusado de haber “agredido sexualmente” a Giuffre, entonces menor de edad, en tres ocasiones: en Londres, en casa de Maxwell; en la propiedad de un empresario de Nueva York y en las Islas Vírgenes. Antes Andrés había negado “categóricamente” la inculpación en una entrevista con la BBC en 2019, en la que no expresaba ningún arrepentimiento por su amistad con Epstein ni la más mínima empatía por sus víctimas.

De momento, el duque de York actualmente se encuentra en Balmoral visitando a su madre en compañía de su ex esposa, Sarah Ferguson. Según sus amigos, “no tiene intención” de cambiar de rumbo y “no entra el pánico” por la extraordinaria demanda judicial presentada por Virginia Giuffre en Nueva York la semana pasada, dijo un amigo en Londres. Sin embargo, está decidido a hacer “silencio” absoluto sobre el tema.

Monarquias.com / The Daily Mail / The Mirror / The Sun