Suecia

La familia real de Suecia, reunida para celebrar el bautismo del príncipe Julian

El octavo nieto de los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia fue bautizado este sábado en la iglesia del Castillo de Drottningholm.

El príncipe Julian, nieto del rey Carlos Gustavo de Suecia, fue bautizado este sábado 14 de agosto en la iglesia del castillo de Drottningholm en presencia del resto de la familia real y un reducido grupo de invitados. La ceremonia fue oficiada por el obispo Johan Dalman, predicador de la Corte Suprema sueca y el predicador de la iglesia de la Corte Real, Michael Bjerkhagen.

El príncipe, tercer hijo del príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía, nació en un hospital de Estocolmo el 26 de marzo pasado, siendo el primer miembro de la familia real que nace sin el título de “Alteza Real”. En un consejo de estado extraordinario, el rey Carlos Gustavo confirmó que el niño se llamaría Julian Herbert Folke y llevaría el título de duque de Halland.

El niño fue bautizado en agua de manantial de Öland, una tradición que el rey Carlos Gustavo y la reina Silvia iniciaron cuando sus propios hijos fueron bautizados, ya que antes de eso, los niños de la familia real eran bautizados en agua del río Jordán. El traje de bautizo que lució el niño tiene 115 años y fue usado por primera vez por el padre del rey, el príncipe Gustavo Adolfo, en 1906.

La experta real del diario Aftonbladet reportó que los médicos y parteras que estuvieron presentes en el nacimiento de Julian fueron están invitados al bautismo, además del médico vitalicio del rey. Sin embargo, el número de representantes del Riksdag (parlamento) y del gobierno quedó reducido a causa de la pandemia de Covid-19.

Durante el servicio bautismal, se cantaron himnos tradicionales de la iglesia de Suecia y los príncipes Carlos Felipe y Sofía también rindieron un homenaje especial al artista Tim “Avicii” Bergling, quien falleció en 2018 y era amigo de la pareja. Durante el bautismo, la canción de Avicii “Hey brother” se escuchó en la iglesia, informa la prensa sueca.

El príncipe Julian tuvo cinco padrinos de bautismo, cercanos a sus padres: Johan y Stina Andersson, amigos de la princesa Sofía; Stina Andersson, también amiga de la princesa y dueña de una marca de calzado; Johan Andersson, director de la sociedad de inversión Mellby gård; Jacob Högfeldt, amigo del príncipe Carlos Felipe desde su época de estudiante y Patrick Sommerlath, sobrino de la reina Silvia y primo hermano de Carlos Felipe.

Después del servicio bautismal, la pareja real ofreció un almuerzo privado para la familia real, la familia Hellqvist y los padrinos en el Castillo de Drottningholm. Allí los invitados podrán conocer más de cerca al protagonista de la celebración, que fue recostado en la histórica cuna de nacimiento del reyCarlos XV, del siglo XVII.

Monarquias.com