Una porción de tarta nupcial de Carlos y Diana, subastada 40 años después por más de 3 mil dólares


A 40 años de la inolvidable boda del príncipe Carlos y la princesa Diana, este 11 de agosto se subastó en el Reino Unido por más de 3.000 dólares un trozo de uno de los pasteles horneados para celebrar la ocasión. El dulce se presentó junto con otras piezas raras, como el menú del desayuno nupcial y una taza impresa para la ceremonia, por la casa de subastas Dominic Winter Auctioneers en Cirencester.

La porción de 800 gramos, hecha de glaseado y mazapán, era parte de una de las 23 tartas que se sirvieron en el banquete real ofrecido por la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham. Fue un regalo a Moyra Smith, empleada de la reina madre en Clarence House, quien conservó el dulce, embalado en plástico, dentro de una caja de hojalata desde 1981 y un cartel hecho a mano en la tapa que decía: “Manéjese con cuidado – Pastel de bodas del príncipe Carlos y la princesa Diana. 29/7/81″.

AFP PHOTO / Dominic Winter Auctioneers

La familia de Smith vendió el pastel a un coleccionista en 2008, y ahora será nuevamente subastado. El trozo de tarta, pese a que probablemente ya no se puede comer, mantiene un aspecto fresco: “Esto no es tan extraño como podría parecer. La tarta de la boda de la reina Victoria se conserva hasta la época actual”, dijo el director de Dominic Winter Auctioneers, Chris Albury.

La porción de la tarta “parece estar exactamente en las mismas buenas condiciones que cuando se vendió originalmente”, dijo el rematador. “Pero recomendamos que no se lo coman”, agregó.

La princesa Diana y el príncipe Carlos se casaron el 29 de julio de 1981, en la catedral de San Pablo de Londres. La ceremonia tuvo una audiencia televisa de más 750 millones espectadores alrededor del mundo. Y pese a que se la llamó “una boda de cuento de hadas”, el matrimonio terminó en un sonado divorcio solo quince años más tarde.

Monarquias.com