Qué sucederá con el príncipe Andrés tras la demanda de Virginia Giuffre


El príncipe Andrés de Inglaterra enfrenta la posibilidad potencial de provocar aún más vergüenza a su madre, la reina Isabel II, en medio de sus crecientes problemas legales. El lunes por la noche, el duque de York fue sometido a una demanda civil en la ciudad de Nueva York por Virginia Roberts Giuffre, una presunta víctima de la red de abuso sexual de menores del fallecido financista Jeffrey Epstein, amigo de Andrés.

La mujer de 38 años, que ahora vive en Australia con su esposo y sus tres hijos, testificó ante el tribunal que fue traficada y obligada a tener relaciones sexuales tanto con Epstein como con príncipe Andrés cuando era menor de 18 años. Las dos acusaciones formales son por agresión y la imposición de angustia emocional.

Según el documento, “el príncipe Andrés cometió agresión intencionalmente al agredir sexualmente a la demandante cuando era menor de edad”. “En múltiples ocasiones, el príncipe Andrés tocó intencionalmente (a Roberts) de manera ofensiva y sexual sin su consentimiento”, dice la demanda.

Las acciones del príncipe Andrés se describen como “conducta extrema e indignante que conmociona la conciencia” en la sección de la demanda que trata de la acusación formal de “infligir intencionalmente angustia emocional”.

El abuso sexual del príncipe Andrés de una niña que sabía que era una víctima de tráfico sexual, y cuando tenía aproximadamente 40 años, va más allá de todos los límites posibles de la decencia y es intolerable en una comunidad civilizada”, continúa la demanda.

Esta es la primera vez que el duque de York, de 61 años, que no goza de inmunidad diplomática como su madre, la reina Isabel II, es objeto de una demanda. Según los expertos legales citados por el medio, la inmunidad se otorga a la monarca y a sus inmediatos sucesores al trono.

¿Puede un príncipe británico ser extraditado a EEUU?

En junio de 2020, el entonces fiscal general, William Barr, comentó sobre la conexión del príncipe Andrés con la investigación del FBI y dijo: “No creo que sea una cuestión de entregarlo… creo que es solo una cuestión de que él proporcione alguna evidencia”.

Además, dado que el caso de Roberts contra el príncipe Andrés es civil, en lugar de una presentación penal por parte de los fiscales, la cuestión de la extradición puede no ser relevante. Según el texto del tratado de extradición entre el Reino Unido y los Estados Unidos de 2003, esta solo se aplica a “delitos graves”.

«Se concederá la extradición si el delito se define como extraditable según la legislación del Reino Unido y como delito grave según la legislación estadounidense, además del requisito de que el delito sea punible con encarcelamiento u otra forma de detención durante más de un año o con la muerte pena”, dice el tratado.

El duque de York podría ser acusado de un delito en el Reino Unido, si hubiera motivos para hacerlo. En las circunstancias actuales, se considera poco probable que se aventure en un viaje a Estados Unidos, a pesar de no haber sido acusado de ningún delito.

Si lo ignora la demanda, podría ser declarado culpable in absentia

Según los expertos legales citados por los medios de comunicación del Reino Unido, los fiscales estadounidenses podrían decidir solicitar una citación a un juez para interrogar al príncipe Andrés en la corte. Sin embargo, podría negarse a responder preguntas, invocando su derecho a no autoinculparse.

Es importante recordar que el príncipe Andrés no ha sido acusado de ningún delito en Estados Unidos. El FBI está investigando si tiene pruebas materiales que puedan ayudar en su investigación criminal del presunto tráfico sexual ”, dijo Daniel Sternberg, abogado de Temple Garden Chambers en Londres, citado por la BBC.

Al comentar sobre la demanda, el medio citó una fuente que dijo: “Esto podría ser devastador para Andrés. Si opta por luchar y es depuesto [obligado a prestar testimonio], esas declaraciones podrían acabar haciéndose públicas. Si lo ignora, podría ser declarado culpable in absentia, lo que sería un desastre de relaciones públicas”.

Los abogados del príncipe Andrés aún no han ofrecido un comentario oficial sobre la demanda civil, y tanto el príncipe como los voceros del Palacio de Buckingham continúan negando cualquier irregularidad: “Se niega enfáticamente que [Andrés] haya tenido alguna forma de contacto o relación sexual con [Giuffre]. Las acusaciones hechas son falsas y sin ningún fundamento”, dijo el Palacio en un comunicado.

El duque de York está acusado de “fingir públicamente ignorancia sobre el alcance de la operación de tráfico sexual de Epstein y simpatía por las víctimas de Epstein”.

En un comunicado enviado a ABC News, Virginia Roberts Giuffre dijo: “Estoy responsabilizando al príncipe Andrés por lo que me hizo. Los poderosos y los ricos no están exentos de ser considerados responsables de sus acciones. Espero que otras víctimas vean que es posible no vivir en el silencio y el miedo, pero uno puede reclamar su vida al hablar y exigir justicia”.

Monarquias.com / BBC / Sputnik