España

Corinna Larsen reclamó al rey Juan Carlos compensación por terapias de salud mental y costos de seguridad

En una demanda presentada en diciembre ante la High Court de Londres, la examiga íntima del monarca español pidió una compensación por los expertos que según dice tuvo que contratar para afrontar su gran “angustia emocional y psicológica y depresión” causadas por el “acoso” del exrey.

La empresaria alemana Corinna Larsen, ex compañera del rey Juan Carlos I de España, solicitó ante la justicia en Londresque se reclame al exmonarca una indemnización por los gastos que tuvo que afrontar para su salud mental y otros gastos que tuvo que enfrentar después de haberse sentido “acosada” y “amenazada” por él y los servicios de inteligencia españoles.

En la demanda presentada en diciembre ante la High Court de Londres, publicada por Europa Press, Corinna Larsen reclamó que el ex rey español le pague por los gastos de “instalación de medidas de seguridad personal y servicios diarios de protección” y los pagos a “exdiplomáticos y exfuncionarios del Gobierno” que la ayudaron a “poner fin al acoso” que denuncia por parte del rey emérito.

Asimismo, la empresaria alemana, que mantuvo una relación sentimental con el rey Juan Carlos durante años hasta 2014, reclamó ser indemnizada para afrontar los costos de contratación de personal de relaciones públicas y comunicación para “mitigar los daños causados” a su reputación en la prensa. La suma total que Larsen reclama al ex rey no fue aclarada.

“Gran angustia, ansiedad, privaciones de sueño y preocupación”

En el documento citado por Europa Press, Corinna alegó queha sufrido gran angustia, ansiedad, privaciones de sueño y preocupación por su propia seguridad física y la de sus hijos” y vuelve a reclamar haber sido objeto de una continua amenaza de daño físico, intrusión y vigilancia” por parte del rey de España y el Centro Nacional de Inteligencia español (CNI).

La ex esposa del príncipe Dominic zu Sayn-Wittgenstein acusa al rey Juan Carlos de tratar de “destruir” su reputación y sustento “difundiendo comentarios difamatorios” en los medios de comunicación. Todo ello le causó “angustia emocional y psicológica y depresión” y dijo que llegó a perder “varios amigos personales cercanos y socios comerciales”.

La actuación del rey Juan Carlos en su contra, alega Larsen en su demanda, le generó “pérdidas y daños económicos” por los gastos que afrontó para “el tratamiento médico por su ansiedad y angustia”. Además, sintiéndose amenazada y espiada por parte de agentes del CNI, dijo que tuvo que pagar servicios de seguridad privados para ella, sus hijos y sus residencias en Londres y Shropshire.

Por último, Corinna Larsen pidió en su demanda que el rey emérito no se pueda acercar a 150 metros de ninguna de sus residencias. Esto ocurre después de haber denunciado que espías del CNI la pusieron tanto a ella como a personas de su entorno “bajo vigilancia física que incluía vehículos y personal vigilancia, invadir su propiedad en la que residía y espiar en sus teléfonos y ordenadores”. Recordó que el rey emérito supuestamente le dijo que las consecuencias para ella “no serían buenas” si no hacía lo que se le ordenara.

(Monarquias.com / Europa Press)