Inglaterra

La duquesa de York se sincera sobre sus ‘sombras’ y ‘demonios’: “Tenía y sigo teniendo problemas de salud mental”

La exesposa de Andrés de Inglaterra habló sobre el trauma que le ocasionó el abandono de su madre. Recordó cómo le afectaron las críticas mediáticas.

Sarah Ferguson, exesposa del príncipe Andrés de Inglaterra (duque de York) reveló en una entrevista con la revista Hello! que ha sufrido trastornos en su salud mental, provocados especialmente por una infancia traumática y las críticas que recibió en los medios de comunicación cuando era parte de la familia real británica.

Estaba profundamente herida e insegura”, dijo Sarah. “Durante un tiempo, no tenía idea de quién era. Me casé con el hombre más maravilloso; fue el día más feliz de mi vida, me encantaba casarme, era una historia de amor y él es un buen hombre. Pero luego, aproximadamente en septiembre de 1988, comenzó a cambiar”.

La duquesa recordó: “’Bad Fergie’ vendió muchos periódicos, pero lo peor fue que me creí cada palabra. Así que cada vez que alguien decía algo desagradable, yo lo creía, porque era muy sensible e insegura”.

Tenía y sigo teniendo problemas de salud mental, en los que trabajo literalmente todos los días, realmente los tengo, y he estado en terapia durante 24 años”, dijo Sarah. “A veces hablo con mi terapeuta semanalmente, y luego, a veces, cuando se pone realmente difícil, me meto y trato de comprender la negatividad de los demonios de mi mente”.

Hay sombras, por supuesto, para cualquiera que sea tan creativo como yo. La sombra es muy oscura, porque la luz es muy clara”, agregó la duquesa, que actualmente vivi en los terrenos del castillo de Windsor con ex marido pese a haberse divorciado en 1996.

Abandonada por su madre, Susan Wright, cuando Sarah y su hermana eran adolescentes, la duquesa reconoce que ese episodio de su vida la marcó: Fue hace mucho tiempo y amo, amo a mi mamá. Ella fue criada de una manera en la que no entendía lo que estaba haciendo y no era su culpa, así que la perdoné”.

“Pero a medida que crecí y tuve a mis hijas, cada vez que las miraba, de los 12 a los 18, pensaba: ‘¿Cómo puede haberme dejado mi madre?’ Y ahí es donde comenzó la podredumbre con la sensación de que no era lo suficientemente buena para ella. Pero, con mis hijas, creo que son muy fuertes porque rompí un patrón”.

Sarah Ferguson hizo estas confesiones mientras se encuentra presentando su primera novela histórica, que explorará la época victoriana en su primera incursión en la literatura para adultos y a la que describe como “fabulosa y arrolladora”.

“Her heart for a compass” (“Su corazón por una brújula”), publicado este verano por Mills & Boon, editorial dedicada a los libros románticos de ficción, está basado en la vida de la tía abuela de Ferguson, Lady Margaret Montagu Douglas Scott. Ferguson asegura que el libro no refleja una historia autobiográfica, pero muestra algunos paralelismos que comparte la autora con la heroína: “ella es pelirroja, está decidida a abrirse camino en la vida y, como yo, puede ser testaruda”.

Monarquias.com