Tailandia

El rey Rama X cumple 69 años mientras Tailandia rompe los tabúes de la monarquía

En su enésimo desafío a la Corona los manifestantes llamaron a los tailandeses a vestir de negro para romper con la tradición de vestir de amarillo durante el cumpleaños real.

El rey Vajiralongkorn de Tailandia, también conocido como Rama X, cumplió 69 años este 28 de julio mientras los manifestantes del movimiento prodemocracia liderado por jóvenes de su país han roto durante sus protestas un tabú de larga data al cuestionar públicamente a la familia real, a la monarquía y al establishment gobernante.

En su último acto de desafío, convocado a través de las redes sociales, los manifestantes llamaron a la población a vestir de negro para romper con la tradición de vestir de amarillo durante el cumpleaños del rey.

El movimiento de protesta, que en los últimos meses ha centrado sus quejas en el manejo de la pandemia por el primer ministro Prayuth Chan-ocha mientras Tailandia lucha con los crecientes casos de Covid-19, comenzó a fusionarse a mediados de 2020, y en su apogeo vio a cientos de miles de manifestantes pidiendo la dimisión del gobierno y una monarquía más transparente y responsable.

Las protestas parecen haber terminado por ahora, pero creo que los manifestantes han logrado una gran cantidad, en términos de hacer público el tema de la reforma monárquica”, cree Pavin Chachavalpongpun, un académico tailandés y crítico prominente de la monarquía que vive exiliado en Japón.

Es un sentimiento compartido por James Buchanan, un investigador de política tailandesa en la City University of Hong Kong, quien cree que la discusión pública sobre la monarquía es “un gran avance”. “El verdadero logro del movimiento ha sido romper tabúes en torno a criticar a la institución y superar el miedo a la notoria ley de lesa majestad que la ampara”, dijo.

La ley de lesa majestad de Tailandia, o el artículo 112, protege a la familia real de las críticas y conlleva una pena de hasta 15 años de prisión por cada cargo. La derogación de la ley es una de las demandas planteadas por los manifestantes en un manifiesto de 10 puntos, que también pide una reducción del poder político de la monarquía, incluido el fin de los respaldos reales de los golpes de estado y una reducción del enorme presupuesto real.

Tailandia es nominalmente una monarquía constitucional, y el rey oficialmente se mantiene al margen del proceso político. Pero en realidad, el palacio ha ejercido durante décadas una enorme influencia sobre los acontecimientos en el país, interviniendo repetidamente para alterar el discurso político y mantener el control final. La dinastía Chakri es profundamente reverenciada y defendida a ultranza por los tailandeses más tradicionales.

Nacido el 28 de julio de 1952 en la Villa Ambara, Palacio Dusit en Bangkok, como único hijo varón del reverenciado rey Bhumibol Adulyadej y de la reina madre Sirikit. Desde que ascendió al trono tras la muerte de su padre en 2016, Vajiralongkorn ha dado pasos importantes para consolidar el poder financiero y militar de la monarquía, poniendo las arcas de la corona y las influyentes unidades del ejército bajo su control directo.

Ahora, el hecho de que estos temas sean ahora parte del debate público en Tailandia es enormemente significativo para una buena parte de la población. Muchos se han vuelto políticamente conscientes de la monarquía y no pueden ignorar el tema. Hablar de eso se está normalizando”, dijo el joven Patsaravalee Tanakitvibulpon, un destacado activista de 25 años que es enfrenta cargos criminales por hablar contra la realeza. “Nunca imaginamos que la gente discutiría sobre la monarquía hasta este punto, pero está sucediendo ahora”, dijo.

Monarquias.com