Inglaterra

El príncipe Harry niega que planee publicar una segunda memoria tras la muerte de Isabel II

El viernes, el Daily Mail informó, citando fuentes anónimas, que el duque de Sussex había firmado un lucrativo contrato de cuatro libros con una editorial, que verá una de las memorias publicada solo después de la muerte del monarca.

El príncipe Harry de Inglaterra (duque de Sussex) negó versiones periodísticas que indicaban que planea publicar una segunda memoria reveladora solo después de la muerte de su abuela, la reina Isabel II. Un portavoz desestimó ese informe calificándolo de “falso” y enfatizó que el duque solo tiene un libro en planes y es el que fue anunciado anteriormente por Penguin Random House.

Hay cuatro libros “bomba” previstos en el contrato que firmó el príncipe Harry con la editorial estadounidense y el segundo se publicará solo después de la muerte de la reina, reveló este viernes el periódico Daily Mail, precisando que el acuerdo prevé un anticipo total de 34 millones de euros.

A principios de esta semana, el duque de Sussex, de 36 años, y la editorial anunciaron la publicación de las memorias: la autobiografía se publicará en 2022 durante el Jubileo de platino y fuentes del Palacio de Buckingham dijeron que temen que contenga noticias escandalosas sobre la Casa de Windsor.

Las memorias cubrirán una vida en el centro de atención desde la infancia hasta el presente, incluida su dedicación al servicio público, las obligaciones militares y la alegría que encontró al ser esposo y padre.

Su esposa Meghan Markle, por otro lado, según el Mail, escribirá una guía de “bienestar” como parte del contrato con Penguin Random House. Se desconoce el tema y el autor del cuarto título.

Según el Mail, para llegar al acuerdo sobre los libros, el duque de Sussex pensó en una subasta entre las editoriales que tuviera como base más de 21 millones de euros para llegar a casi 34 millones. Fue el mismo Harry quien “dirigió” las negociaciones desde Montecito hasta California, donde él y Meghan viven con sus hijos en una mansión de 11 millones de libras.

Dos editores volaron desde Londres para reunirse con él, mientras que otros participaron en la “subasta” a través de una videollamada, dijeron fuentes al Mail. El príncipe “condujo las negociaciones con una actitud de ‘tómalo o déjalo'”, dijo una fuente editorial.

Monarquias.com