Inglaterra

Parlamentarios británicos exigen abrir los diarios de Lord y Lady Mountbatten

“Es fundamental que el Gobierno rinda cuentas para explicar su censura”, reclamó un historiador que busca acceso a los archivos.

Parlamentarios británicos están exigiendo que se alivien las restricciones sobre el acceso a los diarios de Lord y Lady Mountbatten “sin más confusión y demora”. Los documentos del conde Louis Mountbatten de Birmania, último virrey de la India, forman parte de la colección del Archivo Broadlands e incluyen una nota manuscrita de Mahatma Gandhi a Mountbatten donde detalla su “voto de silencio” semanal.

Lord Mountbatten, que era tío del duque de Edimburgo y mentor del Príncipe de Gales, fue asesinado por el IRA en Irlanda en 1979. Su archivo histórico, que se compone de unas 4.500 cajas con documentos oficiales y correspondencia personal de importantes figuras de la era victoriana, fue comprado en 2010 por la Universidad de Southampton gracias a un subsidio estatal de 2 millones de libras esterlinas.

El grupo de diputados de varios partidos, dirigido por el conservador Julian Lewis, ha expresado su preocupación por la falta de acceso a los diarios personales de los condes Mountbatten, figuras prominentes en la historia política del Reino unido en el siglo XX. “Hasta la venta a la universidad, la familia Mountbatten había puesto los diarios a disposición de los historiadores que lo solicitaran”, recordó Lewis en una presentación parlamentaria.

Lewis recordó que, si bienLady Mountbatten nunca fue funcionaria pública y, en consecuencia, sus escritos no están sujetos a restricciones de Libertad de Información”, en 2019 la Oficina del Comisionado de Información ordenó a la universidad que divulgara los diarios y la correspondencia del conde, pero esto sigue siendo resistido por el Gobierno.

Es profundamente lamentable que su distinguido biógrafo, el Dr. Andrew Lownie, haya tenido que pagar hasta ahora 250.000 libras esterlinas para llevar a cabo una campaña para la divulgación de los diarios a los historiadores; y, en consecuencia, pide su divulgación para su publicación sin más ofuscación y demora”, dijo el diputado.

Lewis dijo: “Si bien aprecia plenamente la preocupación del gobierno de retener cualquier documento oficial retenido por Lord Mountbatten y no autorizado para su publicación incluso ahora, esto claramente no debería aplicarse a los diarios y diarios privados que solían estar abiertos a inspección y que se vendieron en el mercado libre”.

Lownie, autor de la biografía The Mountbattens: Their Lives & Loves, dijo que el caso plantea “cuestiones importantes sobre la censura de nuestra historia, el mal uso del poder del gobierno y los fondos de los contribuyentes, así como la libertad de expresión”. “El Gobierno afirma estar siguiendo los compromisos asumidos por Lord Mountbatten, pero se trata de cartas y diarios privados que su familia ofreció vender al mejor postor”, acotó.

La ministra de la Oficina del Gabinete, Julia López, en respuesta a preguntas parlamentarias escritas sobre el asunto, dijo: “Antes de jubilarse como Jefe de Estado Mayor de la Defensa en 1965, el primer Conde Mountbatten aceptó que los diarios personales no se podían poner en el dominio público sin antes ser examinados”.

El conde, bisnieto de la reina Victoria, dejó en claro que la propiedad de todos estos documentos se entregaría a los fideicomisarios de Broadlands. La universidad describe los Mountbatten Papers como un archivo de “primera importancia para el estudio de gran parte del siglo XX”, e incluye alrededor de 4.000 archivos de documentos del conde. El acceso a la base de datos es “solo con permiso”, con un proceso de registro a seguir, según la universidad.

Monarquias.com