Africa

El rey de Marruecos figura como objetivo del programa de espionaje “Pegasus”

Mohamed VI y su familia fueron “objetivos potenciales” del programa utilizado para espiar a periodistas, activistas o políticos.

El escándalo de “Pegasus” se extiende de forma espectacular debido a que en la lista de números de teléfono espiados a través del software de la empresa israelí NSO Group aparecen hasta 14 jefes o exjefes de Estado y de Gobierno, incluidos el rey Mohammed VI de Marruecos y su entorno. Así lo revelaron los 17 medios coordinados por el consorcio periodístico sin fines de lucro Forbidden Stories, entre ellos Le Monde, The Guardian y The Washington Post.

El mismo soberano se encuentra entre los números seleccionados como objetivos potenciales de Pegasus. Con nuestros socios del colectivo Forbidden Stories, del que forma parte la sección de investigación de Radio France, hemos podido comprobar que entre los números que forman parte de la lista de los servicios de inteligencia marroquíes están los de Mohamed VI. Y su entorno sufrió la misma situación”, informó el portal de France Info TV.

Entre los números de teléfonos celulares que la investigación pudo identificar hay los de “numerosos miembros de la familia real”, como la princesa Lalla Salma, esposa del rey y madre del príncipe heredero, Moulay Hassan, indicó France Info TV. Y otro de los números posiblemente espiados fue el de Moulay Hicham, uno de los primos del rey y conocido como el “príncipe rojo” por su posición crítica con la monarquía y a favor de la democracia.

Instalado en un teléfono celular, el programa Pegasus de la empresa NSO Group permite recuperar los mensajes de texto, fotografías, contactos e incluso escuchar las conversaciones de su propietario. Es “como si dejaras tu teléfono en manos de otra persona”, resumió Alan Woodward, profesor en ciberseguridad de la Universidad de Surrey (Reino Unido).

Esta transmisión de información pasa completamente desapercibida para el usuario y es muy difícil encontrar cualquier prueba de este espionaje en los teléfonos Android. Con más de mil empleados, NSO Group es una gran empresa que tiene contratados a piratas informáticos de élite y esto le permite encontrar constantemente fallos en los teléfonos para introducirse en ellos.

Según las investigaciones periodísticas, publicadas el domingo por 17 medios internacionales, 50.000 números de teléfono seleccionados por clientes de NSO desde 2016 fueron objeto de un posible espionaje. La lista de espiados incluye los números de 180 periodistas, 600 políticos y miembros de familias reales, 85 militantes defensores de los derechos humanos o 65 empresarios.

Monarquias.com