Historias

La diadema de la coronación de Jorge IV de Inglaterra, una pieza con 200 años de historia

Vista en ciertas emisiones de billetes y monedas británicos, es una de las piezas de joyería más reconocidas de la reina Isabel II.

La Diadema de Estado de Jorge IV, que el monarca lució el día de su coronación el 19 de julio de 1821, hace exactamente 200 años, es una de las piezas de joyería más reconocidas de la reina Isabel II, que la ha utilizado frecuentemente en la ceremonia de apertura del Parlamento y también aparece en ciertas emisiones de billetes y monedas del Reino Unido.

La diadema de diamantes es una de las piezas de joyería real más espectaculares. Es una rara combinación de lo históricamente importante y lo muy familiar, que millones de personas ven todos los días en sellos, billetes y monedas”, dijo la experta de la Royal Collection Trust, Caroline de Guitaut, que se ha encargado de exhibirla al público en años recientes.

La diadema fue encargada por el rey Jorge IV (1820-1830), cuarto monarca de la Casa de Hannover, a la joyería Rundell & Bridge. El rey desembolsó alrededor de £ 600.000 libras actuales por la diadema. El monarca, apasionado por la moda, el estilo y el glamour, quería una nueva diadema para usarla sobre su gorra de terciopelo en la procesión que lo llevaría hasta el sitio de su coronación en la Abadía de Westminster en 1821.

La coronación de Jorge IV fue una de las pocas muestras de esplendor y refinamiento vistas en la corte hannoveriana. El monarca, conocido por su distinción, cultura y elegancia, se encargó de los detalles de la ceremonia, especialmente en los concerniente a las joyas reales y empezó rechazando la tradicional Corona de San Eduardo, para encargar una nueva, adornada con 12.314 diamantes alquilados a Rundell & Bridge a un costo de £6.525.

Jorge IV, que escogió personalmente los diseños de los atuendos de todos los cortesanos y religiosos que participaron en la ceremonia, gastó, además, £24.000 en una nueva túnica de coronación de terciopelo carmesí con estrellas doradas y ribetes de armiño y que medía 6,4 metros de largo. El rey también adquirió el gran diamante azul, conocido como el Diamante Hope, que fue saqueado de las joyas de la corona francesa en 1792 y apareció en Inglaterra en 1812, en posesión de un comerciante de diamantes. Jorge IV le compró la piedra en 1820.

La Diadema de Estado está engastada con 1.333 diamantes, incluido un brillante amarillo pálido de cuatro quilates. Consiste en una banda con dos hileras de perlas a cada lado de una hilera de diamantes, sobre la cual hay diamantes engastados en forma de una rosa, un cardo y dos tréboles, los emblemas nacionales de Inglaterra, Escocia e Irlanda.

Usado a menudo por la reina Adelaida, consorte de Guillermo IV y cuñada de Jorge IV, la diadema fue heredada en 1837 por la reina Victoria, quien fue pintada y fotografiada con frecuencia vistiendo la pieza. También aparece usándolo en varios sellos postales antiguos, incluido el Penny Black. La Diadema pasó posteriormente a ser usada por las reinas Alejandra, María e Isabel, y luego por Isabel II, que la utilizó para dirigirse a su coronación desde el palacio de Buckingham a Westminster en 1953.

Monarquias.com