Suecia

Victoria de Suecia cumple 44 años: cómo se convirtió en la heredera del trono

La familia real sueca fue pionera en la introducción de la igualdad de género en la sucesión.

Cuando la princesa Victoria, hija mayor de los reyes de Suecia, nació nació el 14 de julio de 1977 en el Hospital Karolinska de Estocolmo, nadie esperaba que la niña llegara a ocupar el primer lugar en la sucesión al trono. De acuerdo a las leyes vigentes entonces, Suecia no permitía la coronación de una mujer bajo ningún concepto, y estas reglas se habían mantenido intocables desde el reinado de la reina Cristina, en el siglo XVII.

La niña fue bautizada en la Iglesia del Palacio el 27 de septiembre de 1977 y recibió los nombres de Victoria Ingrid Alice Désirée, pero para entonces la preocupación ya cundía en el palacio real. Los médicos habían dicho a la reina Silvia que estaban absolutamente seguros de que no podría tener más hijos y el único heredero del que disponía la dinastía Bernadotte era el príncipe Bertil, tío del rey, un hombre mayor de 60 años y sin descendencia.

Para solucionar el dilema, el gobierno sueco consideró que era momento de actualizar las normas sucesorias y otorgar igualdad de derechos a hombres y mujeres. Dos años después del nacimiento de la princesa Victoria el Parlamento introdujo una legislación para permitir la primogenitura absoluta, es decir, que el primer hijo del monarca hereda el trono independientemente de su género. Era el final de la histórica ley sálica y Victoria se ubicaría en la sucesión.

El príncipe Carlos Felipe fue heredero durante siete meses

Hubo conmoción, sin embargo, cuando ese año la reina Silvia quedó embarazada por segunda vez y dio a luz a un niño, el príncipe Carlos Felipe. El rey Carlos Gustavo, abiertamente opuesto a la sucesión femenina, pidió que se revirtieran las leyes y se declarara heredero al que era su primer hijo varón, pero el gobierno se negó. La ley entró en vigor el 1 de enero de 1980, momento en el que Victoria se convirtió oficialmente en heredera.

Se cree que el rey Carlos Gustavo deslizó en comentarios privados:Personalmente, quiero a mi hijo Carlos Felipe como sucesor. Estoy seguro de que la mayoría de los suecos quieren un rey en el trono”.

Suecia fue la primera monarquía europea que adoptó la igualdad de género en la sucesión al trono, y posteriormente Holanda, Noruega, Bélgica y Reino Unido siguieron sus pasos. La princesa Victoria, casada desde 2010 con Daniel Westling, tiene dos hijos: la princesa Estelle (2012) y el príncipe Oscar (2016, segundo y tercero en la línea de sucesión al trono sueco, respectivamente.

El cambio de las reglas de sucesión también eliminó la prohibición de que un príncipe sueco se casara con una plebeya (“hija de un sueco”) y también afectó el apellido de la descendencia de las princesas. Antes de 1979, un niño nacido de una princesa sueca habría recibido el apellido del padre, pero ahora, como están en línea directa con el trono, reciben automáticamente el apellido real Bernadotte. El príncipe Daniel tiene por ley la opción de incluir el apellido real junto al propio, por lo que legalmente se llama “Daniel Westling-Bernadotte”.

Monarquias.com