Historias

Un vistazo a las impresionantes joyas dela reina Margarita II de Dinamarca

Además de las piezas de su colección personal, la reina a menudo es vista con los valiosos conjuntos históricos de la Corona danesa.

La reina Margarita II de Dinamarca suele ser el centro de atención cuando aparece en eventos públicos y ocasiones formales. La monarca danesa, que celebró su cumpleaños 80 el año pasado, también es conocida por su valiosa colección de joyas. Además de las piezas de su colección personal, la reina a menudo es vista con los valiosos conjuntos propiedad de la Corona.

He aquí le mostramos algunas de las diademas, broches, pendientes y collares favoritos de la reina Margarita II:

Conjunto de esmeraldas

El conjunto de esmeraldas es uno de los cuatro conjuntos de joyas de la corona danesa. Son propiedad del Estado, pero están a disposición de la reina, quien generalmente las usa para su tradicional gala de Año Nuevo y otros grandes eventos en la Casa Real. Por costumbre, las joyas de la Corona no pueden ser retiradas de Dinamarca, lo que significa que Margarita II no puede usarlas durante sus visitas a otros países.

El conjunto de esmeraldas y diamantes, compuesto por una diadema, un collar, un broche y unos pendientes, fue fabricado en 1840 por C.M. Weisshaupt. Las esmeraldas fueron originalmente un regalo del rey Cristián VI a su esposa, Sofía Magdalena, en 1723. Las joyas se usaron por Margarita II también para su fotografía oficial en su 40 cumpleaños.

Broche de herradura de rubí

Pese a su relativa sencillez, el broche de herradura de rubí tiene gran importancia simbólica, ya que fue regalado a Margarita II por su padre, el rey Federico IX, después de que un referéndum nacional aprobara la enmienda constitucional que permitía a las mujeres heredar el trono danés.

La joya fue utilizada por Margarita II el día de su acceso al trono en 1972. En la actualidad, el broche se utiliza en ocasiones formales, como el discurso televisado en marzo de 2020 sobre la crisis de Covid-19 o las recientes celebraciones del centenario de la reunificación de Dinamarca.

Diadema de perlas

En su último retrato oficial, tomado con motivo de su 80 años, la reina Margarita II lleva puesta, entre otras cosas, la histórica diadema de perlas. La joya posee 18 perlas en forma de pera que cuelgan de arcos tachonados de diamantes. La diadema es parte del conjunto Perlepoire, que también consta de un collar, pendientes y un broche con diamantes.

Margarita II ha usado el conjunto en varias fotografías oficiales a lo largo del tiempo, incluida la primera que se tomó como reina de Dinamarca en 1972. Antes de ese momento, la reina Ingrid y la reina Alejandrina también usaron la diadema en retratos oficiales. Así como el conjunto de esmeraldas, son joyas de la corona danesa y no se pueden sacar del país.

Broche de margarita de diamante

El broche de diamantes que representa la flor nacional de Dinamarca fue un regalo de boda del príncipe heredero Gustavo VI Adolfo de Suecia para su única hija, la princesa Ingrid, madre de Margarita II. Ingrid utilizó la joya el día que se casó con Federico IX. La joya se prestó a la actual reina de Dinamarca también para el día de su boda en 1967 y, posteriormente, se le regaló con motivo de su 60 cumpleaños.

Margarita II usa la joya con cierta frecuencia. La pieza fue su elección para complementar el atuendo que vistió el día de la boda del príncipe Guillermo con Kate Middleton en 2011, por ejemplo. Más recientemente, la reina lució el broche en la ceremonia de confirmación de su nieto, el príncipe Christian.

Los zafiros rusos

Se dice que las joyas favoritas de la reina Margarita II son parte del conjunto de zafiros que pertenecía a la reina Alejandrina, las cuales incluyen magníficos zafiros heredados de la dinastía Romanov de Rusia.

La reina Margarita II a menudo usa las versátiles piezas del conjunto para eventos formales de gala, como la visita del rey y la reina de Bélgica a su país el 2017. Aquel mismo año, Margarita II lució el collar de zafiros al asistir a una gala en la Casa de la Ópera de Oslo en celebración del 80 cumpleaños del rey Harald de Noruega y su esposa, la reina Sonia.

Monarquias.com