Inglaterra

Batalla por el ducado de Edimburgo: el príncipe Carlos no estaría dispuesto a ceder el título prometido a su hermano menor

El título del fallecido príncipe Felipe había sido prometido a su hijo menor, el príncipe Eduardo. Sin embargo, siguiendo la costumbre, fue heredado por su hijo mayor.

El príncipe Carlos de Inglaterra podría no estar interesado en entregar el título de Duque de Edimburgo a su hermano menor, el príncipe Eduardo, a pesar de que los padres de ambos se lo prometieron, afirmó el periódico The Sunday Times.

Eduardo, el hijo menor de la reina Isabel II y el príncipe Felipe, recibió el condado de Wessex el día de su boda con Sophie Rhys-Jones en 1999 y se creía que eventualmente se convertiría en duque de Edimburgo tras la muerte de su padre, el príncipe Felipe, fallecido en abril.

El título, que le fue otorgado al fallecido Felipe por su suegro el rey Jorge VI en 1947, pasó automáticamente al hijo mayor de la reina, Carlos, de acuerdo con la tradición real establecida en las Cartas Patentes. Cuando Carlos asciende al trono tras la muerte de su madre, el título se fusionará con la Corona y dependerá del monarca decidir quién lo recibe.

Eduardo, de 57 años, admitió el mes pasado que su padre estaba muy interesado en pasarle el título, a pesar de que “teóricamente” debería habérselo prometido al príncipe Andrés. Sin embargo, ya se le otorgó el ducado en 1986 tras su matrimonio con Sarah Ferguson, por lo que el príncipe Felipe hizo la “impresionante” oferta del título a su hijo menor.

“Nos sentamos un poco aturdidos”, dijo la esposa de Eduardo, Sophie, a The Daily Telegraph en junio. “Él, literalmente, entró directamente y dijo: ‘Correcto. Me gustaría mucho que lo consideraras’”. Eduardo dijo que encontraba la idea “encantadora”.

Sin embargo, las fuentes ahora le dicen al Sunday Times que el príncipe Carlos es reacio a prometer el título a su hermano: “El príncipe es el duque de Edimburgo tal como está, y depende de él lo que suceda con el título. No irá a Eduardo”, dijo una fuente cercana al heredero.

El príncipe Eduardo, conde de Wessex, dijo que se mantiene “muy alejado” de la brecha real cuando se le preguntó cómo se las arreglaba en una entrevista con la BBC. “Me mantengo fuera de esto. Es el lugar más seguro para estar”.

El príncipe Eduardo ha visto aumentar su popularidad después de la muerte de su padre; anteriormente fuera del centro de atención, recientemente concedió una serie de entrevistas sobre el legado del fallecido príncipe y el desarrollo del Premio del Duque de Edimburgo, e incluso fue el primer miembro de la realeza en comentar públicamente sobre el escándalo de Megxit.

En una entrevista con la BBC el mes pasado, el conde de Wessex admitió, sin embargo, que no estaba seguro de si alguna vez recibirá el título de duque de Edimburgo que tanto apasionaba a su padre:

“En teoría, estaba bien, hace mucho tiempo cuando era una especie de quimera de mi padre … y por supuesto, dependerá de si el Príncipe de Gales, cuando se convierta en rey, lo hará o no, así que esperaremos y veremos. Así que sí, será todo un desafío asumir eso”, dijo Eduardo con franqueza.

Aún no hay nada seguro y el príncipe Carlos puede decidir eventualmente volver a crear el título ducal para su hermano menor o cualquier otro pariente real cuando se convierta en rey. Además, podría simplemente dejarlo vacante.

Monarquias.com