Inglaterra

Fotos: los jardines de Buckingham se abren al público para hacer picnics dignos de la realeza

Los que quieran pasar una tarde relajante en los jardines de la reina, tendrán que pagar £16,50, pasar por los escáneres de seguridad estilo aeropuerto y tener un comportamiento digno de la realeza.

Hasta el 19 de septiembre, los británicos tendrán la oportunidad única de hacer un picnic en el cesped del Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la reina Isabel II, y explorar libremente el jardín de 16 hectáreas (el jardín privado más grande de Londres) en una visita autoguiada.

El ambiente es relajado, ya que los excursionistas colocan sus mantas con mucho espacio entre ellos para crear ‘paisajes de picnic’ dignos de Instagram con sus cestas de mimbre, platos de papel y provisiones de su elección”, escribió un corresponsal de The Telegraph.

Los que quieran pasar una tarde relajante en los jardines de la reina, cuyos diseños se remontan a cuando el rey Jorge IV convirtió Buckingham House en un palacio real en 1825, tendrán que pagar £16,50, pasar por los escáneres de seguridad estilo aeropuerto y tener un comportamiento digno de la realeza.

Esto significa que, si bien uno puede llevar su propia cesta de picnic, sillas plegables o sombrillas, no se permiten bebidas alcohólicas, juegos de pelota, barbacoas, cristalería o sombrillas grandes. Para aquellos que prefieren no llevar su propio almuerzo, el palacio ofrece una cafetería con sándwiches, ensaladas, helados y otras delicias.

El jardín de la reina un hábitat rico en biodiversidad, hogar de 320 flores silvestres y hierbas diferentes, plantas nativas raras que rara vez se ven en Londres y más de 1.000 árboles, incluidos 98 plátanos, 85 especies diferentes de robles y 40 tipos diferentes de moreras. Un dato curioso: la helleborine blanca, una orquídea nativa cuyo número está disminuyendo, fue descubierta creciendo en el jardín en 2013. No se había visto en Londres desde 1900.

El jardín de Buckingham recibe a más de 50 tipos de aves cada año, de los cuales 30 son residentes, y alberga 300 tipos diferentes de escarabajos. Además, una política de pasto largo en las orillas del lago ha permitido que florezcan las flores de los prados. La cascada del jardín ayuda a hacer circular el agua, oxigenando y revitalizándola, y en la isla se encuentran cinco colmenas, que producen 160 tarros de miel al año para usar en las cocinas reales.

Monarquias.com