Oriente Medio

El FBI ayudó a capturar a la princesa Latifa cuando huía de Dubai en 2018

El emir de Dubai engañó a la oficina de investigaciones de EEUU para que ayudaran a los comandos indios a localizar a la princesa fugitiva, reveló "USA Today".

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) “brindó asistencia esencial” para la captura de la princesa Latifa, una de las numerosas hijas del emir de Dubai, que afirmó haber sido tomada como “rehén” y “prisionera” de su familia, reveló el periódico USA Today.

El FBI realmente creía que se trataba de un caso de secuestro y Estados Unidos estaba salvando el día”, dijo una de las fuentes del informe. Ni la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Washington ni la Casa Blanca y el FBI comentaron sobre la investigación del medio de comunicación estadounidense.

La princesa Latifa bint Mohammed, hija del emir y Dubai y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, rara vez ha sido vista públicamente desde que intentó huir de su país de origen en 2018, logrando llegar a la costa oeste de India a través de Omán.

Sin embargo, según los recientes informes, fue rastreada y capturada por las fuerzas indias, que la entregaron a los Emiratos Árabes Unidos. USA Today citó fuentes no identificadas que dijeron que fue el FBI quien ayudó a los comandos indios a encontrar a Latifa a bordo del yate Nostromo el 4 de marzo de 2018, a 50 millas de la costa de Goa, India.

La princesa Latifa, de 35 años, hija de Mohamed bin Rashid al Makhtoum, afirma estar privada de su libertad desde 2018.

Las fuentes afirmaron que la princesa fue vista después de que representantes del emir Mohammed se pusieron en contacto con agentes del FBI y les afirmaron que Latifa había sido secuestrada y había una demanda de rescate. Argumentaron que los agentes del FBI descubrieron inmediatamente dónde estaba el yate a través de su proveedor de Internet KVH Industries, una empresa de satélites con sede en Rhode Island (EEUU).

Los agentes supuestamente eludieron el procedimiento y no proporcionaron una citación obligatoria para los datos de Internet. En cambio, pidieron a KVN Industries que entregara la información como parte de una “situación dinámica de emergencia que involucra a un rehén que era hija del líder de un aliado cercano de Estados Unidos en el Medio Oriente”.

Según las fuentes, el nombre del yate fue revelado después de que la oficina del emir pidiera a un agente del FBI que determinara “cuándo y dónde se verificaron por última vez las cuentas de correo electrónico utilizadas por Latifa”, información a la que suelen acceder los proveedores de Internet.

El error fatal de Latifa fue que revisó su correo electrónico. Ese fue el gran avance. Se verificó con otra información y bases de datos en el área, y los emiratíes pudieron averiguar con precisión en qué barco estaba y dónde estaba ubicado ese barco”, argumentaron las fuentes de USA Today.

¿Villa convertida en cárcel?

La princesa Latifa acusó a su padre, el Emir de Dubai, de encarcelarla durante tres años en 2002, cuando también intentó escapar, y nuevamente en 2018.

A mediados de febrero, la BBC transmitió imágenes grabadas en secreto de Latifa bint Mohammed, en las que afirmaba que estaba retenida en una villa contra su propia voluntad. Según las imágenes, que no han sido verificadas de forma independiente, la villa “se había convertido en una cárcel”.

Latifa también reveló que trató de escapar de Dubai en 2018 con la ayuda de su amiga islandesa Tiina Jauhiainen para buscar asilo político, pero fue detenida por comandos enviados por su padre, quien supuestamente la drogó y la devolvió al palacio de Dubai.

El emir Mohammed al-Maktoum, por su parte, declaró que actuó en el mejor interés de su hija y luego la familia emitió un comunicado a través de la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Londres, diciendo que la princesa está siendo “atendida en casa” y “apoyada” por sus familiares y profesionales médicos. El comunicado también dijo que los videos grabados por Latifa “no reflejan su situación real”.

Naciones Unidas, que ha permanecido preocupada por el destino de la princesa mientras pide a los Emiratos Árabes Unidos que proporcionen pruebas de que la princesa estaba viva, dijo a la BBC en ese momento que todavía está esperando una “prueba convincente de vida” en el caso de Latifa. En las últimas semanas surgieron fotografías de Latifa en diversas partes del mundo, pero tampoco fueron verificadas.

Monarquias.com