Inglaterra

Un vistazo al búnker diseñado para albergar a Isabel II en Escocia en caso de guerra nuclear

El refugio, que tenía el nombre secreto de “RSG-6”, fue desmantelado a principios de la década de 1980 antes de ser comprado por un propietario privado en 2005.

Una serie de imágenes develadas esta semana en la prensa británica muestran el interior de un gigantesco búnker militar abandonado que fue construido en las cercanías de Edimburgo (Escocia) para albergar a la reina Isabel II de Inglaterra en caso de un holocausto nuclear.

Ubicado a 30 metros debajo de una colina, el Branton Quarry Nuclear Bunker fue construido en la década de 1940 antes de ser ampliado en 1952, y consta de 9.100 metros cuadrados de elegancia postapocalíptica. El búnker fue desmantelado a principios de la década de 1980, después de que fuera devastado por un incendio a fines de 1982, antes de ser comprado en 2005 por un propietario privado que lo restauró en 2020.

El búnker nuclear estaba equipado con un estudio de transmisión de la BBC y actualmente es conocido como uno de los sitios militares subterráneos más grandes del Reino Unido. En su interior recibirían refugio la reina, los miembros del gobierno del Reino Unido, los mandos del ejército, la policía, los bomberos y los servicios de ambulancia en caso de un ataque nuclear.

“El búnker, descrito como una ‘rara supervivencia histórica‘, fue construido como parte de un plan nacional, conocido como Sedes de Gobierno Regional, que fue un secreto hasta 1963 cuando su existencia fue descubierta por el grupo activista antibélico Spied for Peace”, explicó el diario The Mirror, que .

El grupo de activistas fotografió y copió documentos que encontraron en el búnker, publicando sus hallazgos en un panfleto llamado “¡Peligro! Secreto oficial RSG-6”, una aparente referencia al nombre en clave secreto del edificio. Se enviaron miles de copias a la prensa, políticos y activistas por la paz.

A los miembros de Spied for Peace les preocupaba que los potenciales ocupantes del búnker no fueran elegidos democráticamente y tuvieran poderes militares. Aunque varias personas fueron arrestadas, los espías originales no fueron identificados ni capturados. Los rumores de que una cabina telefónica verde ocultaba la entrada no tienen fundamento, pero algunos lugareños insisten en que recuerdan haberlo visto en la colina hasta que desapareció.

Monarquias.com